Público
Público

Zelaya y Lobo aceptan reunirse en Santo Domingo en busca de una solución a la crisis

El Gobierno de facto de Honduras rechaza la amnistía política para el presidente depuesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, y el depuesto mandatario, Manuel Zelaya, aceptaron reunirse en los próximos días en la República Dominicana para abrir un diálogo político que permita resolver la crisis del país, informó hoy el gobernante dominicano, Leonel Fernández.

'Esperamos que con esta decisión (...) no haya ninguna dificultad para que el presidente Zelaya pueda salir de Honduras y no se establezca ninguna condición' ni 'obstrucción' de parte del Gobierno de facto para que pueda viajar a la República Dominicana, afirmó Fernández.

La posibilidad de que Zelaya y Lobo se reunieran en la República Dominicana se conoció el jueves, cuando ambos revelaron los contactos mantenidos para celebrar estas reuniones, que coincidieron con la posible concesión de un salvoconducto a Zelaya para viajar a México, lo que finalmente fue denegado por el gobierno de facto.

El presidente dominicano, quien confió en que esta fórmula 'permita la superación de la crisis' que sufre Honduras desde el golpe de Estado del 28 de junio, explicó que el encuentro cara a cara estaría precedido por sendas reuniones que mantendrá con Zelaya este domingo y con Lobo el lunes próximo.

Fernández recordó que 'conforme al criterio de la comunidad internacional', Zelaya dejará de ser presidente en enero de 2010, cuando 'se produzca el traspaso del mando al candidato electo'.

Argumentó que, por ello, 'no sería conforme al mejor juicio, al mejor criterio de la comunidad internacional' poner condiciones u 'obstaculizar la salida del presidente Zelaya para poder sostener este diálogo político'.

'Si el candidato electo está de acuerdo en sostener este dialogo, si lo está reclamando la comunidad internacional' no debe haber impedimento alguno, aseveró el gobernante dominicano.

También reveló que durante los últimos días ha mantenido 'conversaciones directas por vía telefónica' con ambos para organizar estos encuentros, además de contactos con otros gobiernos de la región y de fuera de ella que han considerado esta fórmula 'la mejor solución que pueda haber para la situación hondureña'.

El Gobierno de facto de Honduras rechazó hoy la amnistía política como una salida a la crisis que vive el país por el derrocamiento de Manuel Zelaya porque 'está por encima' del acuerdo de Tegucigalpa-San José.

'La amnistía no es competencia del Gobierno (...) Los negociadores del señor Zelaya y los negociadores del presidente (de facto, Roberto) Micheletti la eliminaron del Acuerdo de Tegucigalpa-San José; entonces, no tiene razón estarla sacando ahora de nuevo', dijo a periodistas el canciller de facto, Carlos López.

López agregó que 'hacer exigencias por encima del Acuerdo de Tegucigalpa-San José no tiene sentido', sobre el acuerdo firmado por delegaciones de Zelaya y del presidente de facto, Roberto Micheletti, el 30 de octubre pasado.

Las palabras de López se producen después de que los presidentes de Panamá, Ricardo Martinelli, y Costa Rica, Oscar Arias, dijeran el martes al gobernante electo hondureño, Porfirio Lobo, que la comunidad internacional pide una amnistía política para Zelaya, quien se encuentra en la Embajada de Brasil desde el pasado mes de septiembre.

'En este caso no existe título para hacer ni demandas ni exigencias. Lo más que puede haber es una 'respetuosa petición' de gobiernos externos, porque Honduras es un Estado soberano', y la respuesta del Gobierno es: 'Tomo nota de su deseo, pero no, muchas gracias', dijo López.