Público
Público

Zemeckis pide un sitio en los Óscar para el cine con un "performance capture"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta Robert Zemeckis aseguró que la Academia de Hollywood tendría que abrirse a las películas con "performance capture", o acción real animada, tal y como ocurrió con los primeros filmes de dibujos, dijo en una entrevista a Efe.

Zemeckis, ganador de un Óscar por "Forrest Gump" (1994) y candidato al mejor guión por "Back to the Future" (1985), estrenará el viernes en EE.UU. "A Christmas Carol", una cinta en 3D en la que vuelve a recurrir a la tecnología de captura de movimientos que ya utilizó en "The Polar Express" (2004) y "Beowulf" (2007).

Esta producción es la primera que surge de la alianza entre el cineasta con los estudios Disney con el fin de desarrollar este tipo de películas a medio camino entre los personajes de carne y hueso y los animados que constituyen un paso adelante en la forma de contar historias para la gran pantalla.

"No reinventamos el lenguaje cinematográfico, solo añadimos cosas sobre lo que ya se hace. Así ha sido siempre en el cine, una constante evolución aunque lenta", explicó Zemeckis, quien consideró que Hollywood debería reconocer el avance que representan estos filmes.

"Yo diría que lo apropiado sería crear una nueva categoría (en los Óscar), como cuando Walt Disney hizo la primera película de animación. Le dieron un premio especial ya que nadie había hecho eso antes", comentó este pionero en aplicar nuevas tecnologías al séptimo arte.

En 1939 "Snow White and the Seven Dwarfs" de Disney recibió un Óscar honorífico por la innovación que supuso para la cinematografía.

"A Christmas Carol", una nueva revisión del clásico cuento de Navidad de Charles Dickens, supone un salto cualitativo respecto a sus antecesoras "The Polar Express" y "Beowulf" en términos de credibilidad de los personajes, más humanizados y emocionalmente más cercanos al espectador.

"Queríamos que vivieran, hacer un plano corto al rostro y que la expresividad fuera más convincente. Eso era lo que buscábamos", afirmó el productor Steve Starkey.

Además de las mejoras técnicas ocurridas en los últimos años que han permitido afinar la captura digital de los gestos de los actores, el impacto del resultado interpretativo de "A Christmas Carol" tuvo como responsable al polifacético Jim Carrey, protagonista de la película en la que encarna siete personajes.

"Hace el mejor papel de su carrera. Éste es un arte perfecto para un actor de ese calibre", aseguró Zemeckis, mientras que otro de los productores, Jack Rapke, insistió en que su trabajo "es merecedor de un Óscar".

La habitual gesticulación de Carrey, sus cambios de voz y su histrionismo ocasional encontró acomodo en el "performance capture" donde es necesario algo más de exageración para que la expresividad traspase el maquillaje digital.

Esta tecnología permite grabar todo el filme en un solo escenario a través de diferentes sensores conectados a los actores que realizan su trabajo como si estuvieran "en una obra de teatro minimalista", señaló Zemeckis.

"Queremos que los gestos sean un poco más amplios de lo normal. El cine tradicional es más estático. Aquí es todo una forma pura de actuación, el actor no tiene que preocuparse de nada más, hacen las escenas de principio a fin, sin cortes para grabar otros recursos", manifestó el director.

Carrey interpretó al avaro Scrooge en sus diferentes etapas de la vida, así como a los fantasmas del pasado, presente y futuro, y estuvo acompañado en el reparto por Gary Oldman, Colin Firth, Robin Wright Penn y Bob Hoskinks, entre otros, "todos los personajes que se mueven son actores reales", afirmó Zemeckis.

La película, que incluye escenas que podrían asustar a niños pequeños, llegará a la gran pantalla poco antes que "Avatar", producción de James Cameron que utiliza la misma tecnología, igual que la que emplearán Steven Spielberg y Peter Jackson en sus aventuras de Tintín que debutarán en 2011.

Zemeckis retomará el "performance capture" para su anunciada versión del filme de los Beatles "Yellow Submarine", aunque no sabe aún quien interpretará a los cuatro de Liverpool, y en la secuela prevista de "Who Framed Roger Rabbit", cinta que él dirigió en 1988.

"Ambos proyectos se están aún escribiendo", dijo.