Publicado: 16.10.2014 07:27 |Actualizado: 16.10.2015 09:50

Zepeda logra el Planeta con un 'thriller' sobre la corrupción

Pilar Eyre queda finalista con una historia de amor y pasión.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El escritor y periodista mexicano, Jorge Zepeda, acompañado por la finalista, la periodista Pilar Eyre. EFE

Un año más se cumple lo que ya podría pasar por axioma dentro de la filosofía planetaria, a saber; ese guiño habitual que la ficción agraciada le suele hacer a la actualidad más rabiosa. Radiografía sociocultural para algunos, ejercicio de oportunismo mercantil para otros, lo cierto es que en un año marcado por las corruptelas de alta alcurnia, la obra que se lleva el gato al agua en la LXIII edición del Premio Planeta —y cuyo autor se embolsa la nada despreciable cifra de 601.000 euros— se adentra de lleno en el lodazal de la corrupción.

Hablamos de Milena o el fémur más bello del mundo, obra del periodista y escritor mexicano Jorge Zepeda, que, por si fuera poco, es además un thriller, género literario que goza de una segunda juventud y que ha pasado a convertirse en tendencia editorial. Todo cuadra.

El reputado periodista, muy contenido durante toda la noche, se sirvió de un símil futbolístico para ilustrar su dicha. "Es un salto cuántico para mi carrera. Me siento como un futbolista de barrio que ha fichado por un grande, prometo ser mejor que Chicharito Hernández".

Algo más sesudo, Zepeda advirtió durante la rueda de prensa de que "las experiencias cotidianas que tenemos que cronicar los periodistas son tan inverosímiles que no son plausibles por medio de la palabra o la imagen". Es por ello que el mexicano ha echado mano de la ficción, pues sólo "la narrativa puede traspasar la imagen fría de los hechos". Unos hechos que el galardonado sitúa a caballo entre México, España y Croacia, y que narran las desventuras de una joven atrapada en una red de prostitución con ramificaciones políticas.

Como finalista, la biógrafa catódica Pilar Eyre, autora de Mi color favorito es verte, título heidiano para una novela romántica con dosis de intriga, basada en un amor fatal que la periodista mantuvo con un intrépido reportero de guerra que la dejó sumida en un estado de "profunda desolación". Una obra que, como la propia escritora se encargó de matizar a los posibles escépticos, "parece escrita a vuela pluma pero está muy trabajada". O lo que es lo mismo, que "bajo esa capa frívola, se esconde una novela inteligente", alegó a su lado la hispano-uruguaya Carmen Posadas, miembro del jurado.

A Posadas le acompañaron en las presumiblemente arduas labores deliberativas los ya habituales Alberto Blecua, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Rosa Regàs y Emili Rosales, con la incorporación en la presente edición del periodista y escritor canario Fernando Delgado.

El galardón se falló durante un plácida velada literaria en el Palau de Congressos de Catalunya en Barcelona, con la presencia de numerosas personalidades de la vida política, tales como Artur Mas, Alicia Sánchez Camacho, Pedro Sánchez, José Montilla o Miquel Iceta.