Público
Público

Zimbabue conmemora hoy su independencia sumida en la peor crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zimbabue conmemora hoy un nuevo aniversario de su independencia del Reino Unido con una fecha que, según la oposición, es la "más triste" en la historia del país a causa de la grave crisis política y económica.

El acto principal de las celebraciones oficiales, en un estadio del barrio de Highfield, a las afueras de Harare, estará encabezado por el presidente Robert Mugabe, de 84 años y en el poder desde la independencia de Zimbabue en 1980.

Se espera que en esa ocasión el gobernante aclare el punto muerto político que vive el país porque todavía no se conocen los resultados de las elecciones presidenciales del 29 de marzo pasado.

Aunque sí se han difundido los datos del escrutinio de los comicios parlamentarios que hubo en esa fecha simultáneamente, la Comisión Electoral mantiene en reserva los resultados de las presidenciales, y no ha informado de cuándo piensa difundirlos.

La independencia se celebra en medio de un aumento de la presión de parte de la comunidad internacional para que las autoridades electorales difundan los datos del escrutinio y se evite una posible ola de violencia si no se hace pronto.

"Este es el aniversario de la independencia más triste", afirmó ayer en Johannesburgo el líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, que se atribuye la victoria en las elecciones presidenciales del 29 de marzo.

Zimbabue atraviesa la crisis económica más grave de su historia, con un desempleo del 80 por ciento y una inflación del 165.000 por ciento.

Millones de personas han salido fuera del país en busca de oportunidades y han llegado hasta Mozambique, una de las naciones más pobres del planeta.

"La gente está hambrienta, hay una crisis humanitaria con raíces políticas", insistió Tsvangirai, presidente del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, en inglés).

Mugabe, en un discurso que pronunció ayer y que reprodujo hoy el diario gubernamental "The Herald", volvió a recurrir al sentimiento nacionalista y atacó de nuevo al Reino Unido, un país que, según dice el gobernante, intenta derrocarlo aliado a la oposición.

"No deberíamos bajar la guardia contra el imperialismo, contra el imperialismo británico, que está intentando tejer clandestinamente su plan dividiéndonos", afirmó Mugabe.