Público
Público

Zozulya y el Rayo dejan en evidencia a LaLiga en su querella contra Bukaneros

Jugador y club han incomparecido en varias ocasiones en el proceso penal contra los aficionados por supuestas coacciones en la protesta contra su llegada a Vallecas

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:

Un momento de la concentración llevada a cabo a las puertas del estadio de Vallecas, en protesta por la cesión del jugador ucraniano Roman Zozulya hasta final de temporada desde el Betis, al que acusan de tener ideología neonazi. EFE/MARISCAL

"Vamos a defender a los clubes y a los jugadores para que trabajen. No podemos permitir que los tribunales populares hagan uso del miedo y la coacción", afirmaba el presidente de la LaLiga, Javier Tebas, al anunciar la querella criminal contra 17 aficionados del Rayo Vallecano que se manifestaron contra la incorporación al club del futbolista ucraniano Roman Zozulya por su presunta ideología neonazi.

"Están los autores materiales de la amenaza y ahora hay que trabajar para conocer los autores intelectuales", seguía Tebas, severo. Dos meses después de los hechos, acaecidos al cierre del mercado de fichajes invernal de la competición, parece que lo que no hay son perjudicados: tanto Zozulya como el Rayo han incomparecido varias veces a la citación del juez instructor. 

Zozulya ha alegado "compromisos con su club" a pesar de que, oficialmente, no tiene ficha con ninguno 

Este miércoles se ha producido la segunda evasión del requerimiento judicial del jugador, según ha confirmado a este medio Erlantz Ibarrondo, abogado defensor. El letrado ha lamentado además que ni el director general de la entidad, Luis Yáñez, ni el jugador hayan justificado sus ausencias.

"Si incompareces, aún siendo testigo, debes informar. La primera vez, el miércoles de la semana pasada, no dijeron nada. Esta vez ha mandado un fax, firmado por un abogado que no es el suyo, alegando que tiene compromisos con su equipo", relata Ibarrondo. "Es como si no hubieran acreditado nada, porque es un letrado que no figura en la causa", continúa. 

El proceso está parado hasta que el juez instructor pueda tomar declaración a los presuntos perjudicados, para que expliquen en qué medida han sentido afectos sus derechos. Sus incomparecencias suponen "un gasto de recursos públicos para nada, ya que hacen perder el tiempo al juez, a la acusación y a la defensa", señala el letrado, que se queja además del perjuicio que este retraso tiene para la imagen de sus defendidos, que no pueden testificar y ver resuelto el proceso. 

LaLiga, que interpuso la querella, ha rechazado hacer cualquier declaración. 

Zozulya sigue sin equipo, rechazado por más aficiones

Cabe destacar que, pese a sus alegaciones vía fax, Roman Zozulya sigue sin equipo. Se entrena en Sevilla con el Real Betis, equipo que lo cedió al Rayo Vallecano. En su primer entrenamiento con el club madrileño, miembros de Bukaneros, grupo ultra del Rayo, protestaron por su incorporación al equipo, alegando las íntimas conexiones del jugador con grupos paramilitares neonazis que participan en la guerra de Ucrania.

"Había dos ofertas de Suecia. Una estaba casi hecha, pero se echaron atrás cuando sus hinchas protestaron"

Se desató entonces un intenso debate sobre si los aficionados tenían derecho a permear su sentir político a las decisiones del club que apoya. Tras varios días de tensión en los que el jugador declaró temía por la seguridad de su familia de continuar en Vallecas, Zozulya decidió rechazar la idea de jugar en el Rayo. Poco después ganó la demanda salarial contra el club, que deberá hacer frente a su ficha aunque solo estuviera unas horas en el club.

Durante estas semanas el agente del jugador ha tratado de sacarlo de España y buscarle acomodo en otro club, sin éxito. "Teníamos dos ofertas de clubes de Suecia. Una de ellas estaba casi firmada, pero se echaron atrás cuando sus hinchas, que son izquierdistas, amenazaron con tomar medidas", explicó Vladimir Kuzmenko en el diario ucraniano Segodnya.