Otras miradas
Publicado:  18.12.2014 12:37 | Actualizado:  18.12.2014 12:37

Ada, Beiras, Pisarello y Rivas en Galiza.“Rock and roll actitud”

Leer Artículo
Media: 0
Votos: 0

Martiño Noriega
Portavoz de Anova, alcalde de Teo.


No son tiempos para equidistancias. Tampoco para actitudes pasivas o recetas repetidas. La transgresión del rock and roll en el activismo social parece mas necesaria que nunca. La actitud, una necesidad. La realidad golpea duro y nos obliga a anotarnos en el ejército del disenso contra lo establecido. La única estrategia que merece la pena es aquella que prioriza por encima de todo la supervivencia del bien común y no claudica delante de aquellos, que dicen que no es posible otra alternativa a la hoja de ruta de lo existente. La generosidad cotiza alto en la bolsa de valores para construir una respuesta, el caos sistémico también. La acumulación de fuerzas resulta fundamental para derrotar a la bestia. Los que apuestan por la unidad popular en torno a un partido de nuevo cuño están haciéndose trampas al solitario. También aquellos que entienden que en las coaliciones partidarias está la verdad revelada. Mención aparte merecen los que ejercen el patriotismo partidario sin aditivos. El reparto de su miseria es la derrota del conjunto.
Los tiempos son mestizos o no serán. El reto actualmente está en buscar una fórmula donde cohabitemos ciudadanía no organizada partidariamente que quiere participar del proceso político y de las instituciones y las formaciones partidarias que entienden que esa acumulación es necesaria para cambiar la naturaleza de las cosas. Un programa de mínimos y un método de participación abierto deben pintar el campo de juego. En el horizonte un frente amplio.
Escribía hace 5 meses que todo este proceso se sustenta y se cataliza con referencias simbólicas personales evidentes que deberían entenderse al servicio de lo colectivo. El triunfo de ellas por separado representará la derrota del conjunto. Si la ciudadanía es capaz de identificar a varios hombres y mujeres que trabajan en las coordenadas del proceso desde diferentes naciones del estado y desde proyectos diversos, eso significa que la ciudadanía , desde la diferencia, es capaz de identificar el idioma de combate mas importante en estos tiempos, el idioma de las agredidas. De muchos de estos hombres y mujeres depende por lo tanto elaborar un relato coherente y generoso de la alternativa a lo existente. En juego, la posibilidad de abrir un proceso de procesos constituyentes.
Por Ada Colau no va a quedar. Esta Barcelonesa del Guinardó de Marsé lleva muchos años vinculada al activismo político haciendo de las diferentes luchas la lucha. En su hoja de servicios, múltiples frentes. Con una posición activa contra la guerra del golfo, integrante del movimiento aturem la guerra que se movilizó contra la segunda guerra de Irak, participante en el movimiento okupa y en el movimiento antiglobalización contra reuniones del G8, Ada se convirtió en un símbolo de la mayoría social agredida delante de la estafa de la crisis, siendo una de las fundadoras de la plataforma de afectados por la hipoteca (PAH) y poniéndole cara a la lucha de miles de personas. Decir Ada es decir dación en pago, decir Ada es decir Stop desahucios, iniciativa legislativa popular, dignidad, 15M. Ada representa también al mundo del activismo no organizado partidariamente que decide en un momento que hay que participar de las instituciones y hacerlo mediante un proceso en el que nadie sobra y todas son imprescindibles. En el horizonte de la esperanza, recuperar su ciudad para la gente con el proyecto colectivo conocido como Guanyem.
Conocí a Pisarello hace un año en una visita a Barcelona junto al “irmán” Xosé Manuel Beiras , en el contexto de la iniciativa de Anova de impulsar un frente popular en las europeas que permitiese abrir una ventana de esperanza delante del asténico régimen del 78. “Si queréis claves de lo que está pasando en Catalunya, hablar con Gerardo” nos recomendó Quim Arrufat de las CUP. Este profesor de Derecho Constitucional, con el que he coincidido muchas veces en los últimos meses, es de los que no necesita alzar la voz para decir las cosas mas importantes y si algo hay que destacar en el, a mayores de su capacidad intelectual y su compromiso con los derechos civiles, es su calidad humana. Si Pisarello fuera la norma, Toni Domenech no tendría que haber escrito el eclipse de la fraternidad. Con Gerardo aprendimos que la mayoría silenciosa del PP era en realidad un proyecto de mayoría silenciada (ahora con rango de ley-mordaza) y compartimos que, en el dilema reforma vs ruptura, tan solo debemos elegir los caminos para la ruptura democrática y los procesos constituyentes donde el derecho a decidir sea un derecho irrenunciable. Participante en el Proces Constitutent, Pisarello configura uno de los pilares del proyecto colectivo Guanyem.
Hace un mes tuve la suerte, invitado por el Observatori DESC, de compartir tiempo y espacio con Ada y Gerardo en Barcelona y observar los métodos de trabajo del proyecto Guanyem. Estos días los que nos visitan en Galiza serán ellos con su participación en dos actos cargados de simbolismo y con la vocación de abrirse y compartir experiencias con otras construcciones colectivas. Una mesa redonda este jueves junto a Xosé Manuel Beiras en la Facultad de Filosofía de Compostela en un acto organizado por Anova y una charla de Ada con el escritor Manolo Rivas mañana viernes en el Paraninfo da Coruña organizado por la Marea Atlántica dan razón de ser a esta visita.
Cuatro Rolling Stone que practican delante de los mandados de los mandados un rock and roll actitud, un camino compartido y un común denominador. En el horizonte, las palabras de Ada “venceremos las malas artes de la vieja política y compartiremos solución”, palabras mas necesarias que nunca.