Público
Público

3.000 científicos, contra el ERE del Príncipe Felipe

Investigadores biomédicos de todo el mundo firman una carta de protesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los 113 científicos del Centro Príncipe Felipe (CIPF) despedidos este jueves no están solos. Ayer se dio a conocer un comunicado de investigadores en biomedicina de todo el mundo en protesta por el expediente de regulación de empleo (ERE) del Govern valenciano que ha reducido a la mitad la plantilla del CIPF tras eliminar 14 laboratorios y dejar a medio gas los 11 restantes. El documento, promovido a través de la web del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, contaba al cierre de esta edición con más de 3.000 firmas.

El escrito censura los recortes que ha padecido el centro por parte del Consell durante los últimos años, de 9,8 millones en 2009 a 4,6 en 2011, hasta comprometer su sostenibilidad. 'No se entiende esta actuación cuando, desde círculos del poder, se dice que la investigación y la innovación son claves para salir del atolladero actual', explica el manifiesto. En ese sentido, señala que el CIPF es un centro 'de calidad' que ha contribuido a que la biomedicina ocupe 'un puesto destacado' en la investigación española. 'Pero lo que costó décadas de esfuerzo puede perderse si se toman las decisiones equivocadas', advierte.

No es el único apoyo que han recibido los investigadores valencianos. Las dos revistas científicas más prestigiosas, Nature y Science, publicaron sendos artículos críticos con los planes de la Generalitat. Y, recientemente, Deborah Burks, especialista en diabetes, animó a través de un artículo en la revista de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, a escribir al conseller de Sanidad, Luis Rosado, máximo responsable del CIPF, en protesta por el ERE. De hecho, Rosado ha recibido centenares de cartas durante los últimos días a las que ha respondido con un comunicado en el que se vanagloria que el CIPF sea 'el quinto centro inves-tigador de mayor importancia en España', aunque una línea más abajo justifica la adopción de 'medidas de ajuste' en contra de gran parte de los científicos que han llevado al centro a tan elevada posición.

Una contradicción 'perversa', según Rafael Pulido, expresidente del comité de empresa y uno de los investigadores afectados por el expediente presentado en el CIPF. Pulido presentó ayer, en la sede de UGT, su último hallazgo en cáncer de mama, su especialidad. Se trata de una proteína, la PTPepsilon, que podría servir para mitigar los efectos de la enfermedad. El trabajo se ha realizado en colaboración con otros 11 laboratorios europeos pero, tras el cierre del de Biología Molecular del Cáncer del CIPF, podría verse afectado. 'Es un ERE contra la salud y fomenta que enfermedades aún incurables, mañana sigan sin solución', lamenta Pulido.