Público
Público

Los 13 años más cálidos de la historia han sido los últimos 15

Desde la Organización Mundial de Meteorología (OMM) se afirma que "el mundo se está calentando y que este aumento de temperatura es atribuible a las actividades humanas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático de Durban sigue su curso y hoy ha escuchado las conclusiones de la Organización Mundial de Meteorología con respecto a las temperaturas de 2011. El resumen es sencillo, la acción humana sigue siendo la razón principal del calentamiento paulatino e irremediable del planeta.

Según el cálculo provisional de la OMM, entre enero y octubre de 2011, la temperatura del aire en la superficie de la Tierra y del mar se situó en unos 0,41 grados centígrados por encima del promedio anual del período 1961-1990.

2001-2010, la década más cálida registrada, con un incremento de 0,46 grados Esta subida de las temperaturas es una de las conclusiones más destacadas de la versión preliminar de la Declaración Anual de la OMM sobre el Estado del Clima Mundial, que se ha presentado en la XVII Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) en la ciudad sudafricana de Durban.

'Nuestros datos científicos son sólidos y demuestran inequívocamente que el mundo se está calentando y que este aumento de temperatura es atribuible a las actividades humanas', señaló en un comunicado el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. 'Éste es, pues, el décimo año más cálido desde que comenzaron los registros en 1850', subraya el documento.

Además, el periodo 2002-2011 iguala al de 2001-2010 como la década más cálida registrada hasta la fecha, con 0,46 grados centígrados de incremento de temperatura. Con estas cifras en la mano, el subsecretario general de la OMM, Jeremiah Lengoasa, dijo este martes en Durban durante la presentación del informe que 'el cambio climático es real' y que 'las temperaturas seguirán subiendo'.

Por su parte, Jarraud remarcó que 'la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha alcanzado nuevos máximos'. Esa concentración, continuó, 'se está acercando muy rápidamente a unos niveles que podrían reflejar un aumento de 2 a 2,4 grados centígrados en la temperatura media mundial, que, según los científicos, podría desencadenar cambios irreversibles y de amplio alcance en nuestro planeta, así como en nuestra biosfera y océanos'.

Según la estimación provisional de la OMM, durante 2011 (entre enero y octubre) la temperatura del aire en la superficie de la tierra y del mar se situó en 0,41 ºC ± 0,11 ºC por encima del promedio anual del período 1961-1990, que fue de 14,00 ºC, según la declaración provisional. Éste es, pues, el décimo año más cálido desde que comenzaron los registros en 1850.

Durante 2011, el clima mundial estuvo fuertemente influenciado por el fenómeno meteorológico La Niña, que se gestó en el Pacífico tropical durante el segundo semestre de 2010 y prosiguió hasta mayo de 2011. Lo que se tradujo en uno de los más intensos de los últimos 60 años, y estuvo estrechamente asociado a las sequías padecidas en el África oriental, en las islas del Pacífico ecuatorial central y en el sur de los Estados Unidos, y a las crecidas sobrevenidas en el sur de África, Australia oriental y sur de Asia.

En este contexto, las temperaturas mundiales de 2011 fueron inferiores a las de 2010, aunque 'considerablemente más altas' que en los episodios de intensidad moderada a intensa de los últimos fenómenos de La Niña: 2008 (+0,36 ºC), 2000 (+0,27 ºC) y 1989 (+0,12 ºC).

El deshielo del Ártico, las altas temperaturas en Rusia y las inundaciones en Asia, ejemplos a destacar Por zonas geográficas, en 2011, de acuerdo a estos datos preliminares, la temperatura del aire en la superficie fue superior al promedio de largo periodo en la mayoría de las zonas de tierra firme del mundo. Las diferencias más acusadas respecto del promedio fueron máximas en Rusia, sobre todo en el norte, cuando los termómetros entre enero y octubre fueron aproximadamente 4ºC superiores al promedio en algunos lugares.

En cuanto a los hielos marinos del Mar Ártico, cuya extensión mínima estacional se alcanzó el 9 de septiembre, con 4,33 millones de kilómetros cuadrados, una cifra que es un 35% menor al promedio 1979-2000 y 'ligeramente' superior al mínimo registrado, que se logró en 2007.

Por último, la OMM ha explicado que otros datos significativos debidos a las causas meteorológicas han sido: sequía intensas, grandes crecidas en el sureste de Asia, Pakistán y América central y del sur. Además, destaca que se ha producido la 'peor crecida repentina' en cuanto a número de víctimas porque se acompañó de deslizamientos de tierra en Brasil

Finalmente, ha recordado que este ha sido un año de valores extremos en Estados Unidos, mientras que en Europa y China Oriental comenzaron el año seco.