Público
Público

"En 2011, España será una potencia científica"

El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, presenta el programa Consolíder 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, presentó el viernes en Madrid la tercera edición del programa Consolíder, un instrumento de financiación cuyo objetivo es apoyar proyectos de investigación de alto nivel en la frontera del conocimiento de diversas áreas de ciencia y tecnología. El programa prima las líneas originales en ciencia básica o aplicada, tomando como criterios la excelencia, la calidad y el reconocimiento internacional de los grupos solicitantes como líderes en su especialidad.

El secretario de Estado explicó que los fines del programa se resumen en aprovechar las “sinergias temáticas y de masa crítica”, ya que se busca la interdisciplinariedad de los proyectos y la formación de consorcios con participación de varios centros y universidades, en ocasiones con colaboraciones internacionales. Los proyectos, seleccionados por el sistema de revisión por pares, se financian a cinco años con una cantidad que ronda los cinco millones de euros.

La convocatoria de 2008, cuyo plazo de presentación de solicitudes terminaba ayer, cuenta con un presupuesto de 70 millones de euros –50 de subvención y 20 de anticipos de fondos FEDER de la UE– destinados a financiar de 10 a 15 proyectos de las 70 solicitudes presentadas, que se sumarán a los 45 aprobados en 2006 y 2007. Según Quintanilla, estas cifras “nos acercan a los objetivos de Ingenio 2010”, una estrategia que pretende alcanzar la cifra de 75 proyectos financiados en 2010.

Mejoras para los jóvenes

En su presentación, Quintanilla destacó el avance que, en su opinión, ha experimentado la investigación española: “Hemos llegado a donde queríamos llegar hace 20 años”. El secretario de Estado aseguró que “en 2011 estaremos entre los 10 primeros países del mundo en ciencia y tecnología”. “España es la octava potencia mundial y debe ser la octava potencia científica”, sentenció, añadiendo que el Gobierno se plantea un “objetivo de liderazgo, porque debemos ser líderes en varios campos”.

Quintanilla dedicó una parte de su intervención a la situación y las perspectivas de los jóvenes investigadores españoles. En esta materia, precisó que el objetivo de su secretaría es que “un científico joven tenga la seguridad de estabilizar su carrera en ocho años”, sumando el periodo de tesis doctoral y el de postdoctorado. Destacó que los becarios que ejercen su labor en España ya disfrutan de contrato laboral a partir del tercer año, y prometió que a finales de este mes la misma medida se aplicará también a los becarios españoles que trabajan en el extranjero. Asimismo, garantizó que la cuantía de las becas ascenderá desde los 1.400 euros mensuales hasta los 1.700.

 

Con motivo de la presentación del programa Consolíder 2008, tres de los 28 proyectos aprobados en la convocatoria 2007 fueron brevemente expuestos por sus responsables. Eugenio Coronado, del Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia, mencionó la importancia de reunir a físicos y químicos en el proyecto de nanociencia molecular NANOMOL. Nuria Sebastián, de la Universidad de Barcelona, resumió el proyecto BRAINGLOT, que estudia las bases neuronales y cognitivas del bilingüismo. Por último, Juan Lema, de la Universidad de Santiago de Compostela, presentó el NOVEDAR, una planta de tratamiento de aguas que convertirá los residuos en energía. Otros proyectos abordan el cambio climático, el cáncer, la metagenómica, la energía oscura o la conservación del patrimonio.