Público
Público

El aire que respiramos supera los límites de contaminación recomendados

Esta es la principal conclusión del informe presentado por Ecologistas en Acción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todas las comunidades autónomas presentan niveles de contaminación atmosférica superiores a los permitidos por la directiva comunitaria, según el informe anual sobre la calidad del aire que elabora Ecologistas en Acción. Según el documento, 38 millones de personas, el equivalente al 84% de la población, respiran aire contaminado con niveles que superan los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los establecidos por la directiva europea, sin embargo, son menos restrictivos, por lo que, oficialmente, la cifra se reduce a 16 millones de personas (el 35%).

“Las directivas europeas cada vez se alejan más de las recomendaciones de la OMS”, declara Francisco Segura, portavoz de la organización, que añade que la contaminación atmosférica “provoca 16.000 muertes prematuras al año en España”.

Las comunidades autónomas con mayores niveles de contaminación son las que soportan mayor tráfico o poseen grandes industrias, explica el texto de los ecologistas, aunque no ofrece datos concretos. La Comunidad de Madrid, Catalunya, la Región de Murcia y Extremadura están a la cabeza. La competencia en la medición de las emisiones pertenece a las comunidades, por lo que equiparar unas y otras resulta “muy complicado”, añade el portavoz, para quien las comunidades “cada vez utilizan más triquiñuelas para minimizar los datos”.

El informe sí aprecia una ligera bajada de las tasas de emisión respecto al año anterior. Ecologistas en Acción achaca esta reducción a la crisis económica, que ha frenado el consumo energético, disminuyendo así las emisiones. Del mismo modo, el año pasado se caracterizó por tener “una meteorología más inestable”, explica el estudio, que pudo favorecer la dispersión de los contaminantes.

Ecologistas en Acción considera “fundamental” que se tomen medidas ante esta situación. “Los programas actuales son irrelevantes y desconocidos”, afirma Segura. Pero pone como ejemplo a seguir el plan que se llevó a cabo en Catalunya, el cual redujo la contaminación producida por el tráfico en un 11%. La medida, consistente en reducir la velocidad a 80 km/h en las vías de acceso a Barcelona, consiguió además una reducción del ruido del 40%, así como un descenso de la congestión del tráfico y de los accidentes.

Asimismo, la ONG critica la actuación de la Concejalía de Medio Ambiente de Madrid, “que está más preocupada por los graffiti que por la contaminación”, concluye Segura.

Partículas PM10y PM2,5: Se asocian al tráfico. El sufijo hace referencia a su tamaño en micras (milésimas de milímetro). Al ser tan pequeñas penetran con facilidad en los pulmones, causando males respiratorios.

Dióxido de nitrógeno (NO2): Procede de los automóviles. Inhibe la respuesta inmunológica y provoca enfermedades pulmonares crónicas.

Ozono (O3): Es un contaminante secundario, que se forma al reaccionar otros. Irrita los ojos y las mucosas. Sus efectos empeoran en alérgicos, asmáticos y mientras se practica deporte, causando inflamaciones de pulmón.

Dióxido de azufre (SO2): Procede de las centrales térmicas y se asocia a la bronquitis.