Público
Público

Una amenaza para cien tipos de peces y dos mil de plantas

En los 2.800 kilómetros que recorre, el Danubio y sus afluentes constituyen un ecosistema de 5.000 especies animales y 2.000 vegetales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El río Danubio, la masa de agua no oceánica más importante de Europa, se enfrenta a consecuencias que podrían ser desastrosas y, con él, los países por los que discurre. Croacia y Rumanía comenzaron ayer con la inspección de sus aguas, y Serbia anunció que adoptará medidas para proteger la flora y la fauna. Bulgaria, Moldavia y Ucrania observan la expansión del vertido.

A ambas riberas del Danubio viven 80 millones de personas y 20 millones dependen de él para recibir agua potable. En los 2.800 kilómetros que recorre, el río y sus afluentes constituyen un ecosistema de 5.000 especies animales y 2.000 vegetales. La cuenca del río alberga más de 100 especies de peces (siete de ellas no se encuentran en ningún otro lugar) y es el hogar de aves raras como el pelícano blanco, el águila de cola blanca o la cigüeña de cuello negro.

Aunque la concentración de metales pesados se ha reducido al llegar al Danubio, uno de los responsables de las tareas de limpieza explicó ayer a Efe que no se descarta 'la destrucción de la fauna'.

A falta de cuantificar daños, desde WWF se alerta de que a corto plazo las especies que sobrevivirán serán las oportunistas, problema que puede multiplicarse si además son introducidas.