Público
Público

Apple hace juego

El gigante tecnológico californiano presenta este miércoles sus nuevos productos, entre los que se espera el iPhone 5. El nuevo smartphone encontrará una competencia mucho más feroz que la de sus predecesores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un colorido cartel y una invitación para la prensa con un escueto '5' impreso en ella. Son las únicas pistas desde la empresa de la manzana que, fiel al halo de misterio que Steve Jobs imprimió a sus presentaciones, ha ofrecido de cara a su keynote de este miércoles (19.00 hora española) en el Yerba Buena Center de San Francisco (EEUU).

Sin embargo, mucho se intuye para esta tercera presentación de la era post Jobs en el gigante Apple. Según todos los pronósticos, hará aparición la nueva versión de su teléfono inteligente: el iPhone 5.  Varios meses de especulaciones y supuestas filtraciones en sitios como Engadget, Mashable o TechCrunch han ido definiendo las características del nuevo smartphone: un diseño similar en el exterior pero con una carcasa unibody más robusta y un tamaño más alargado y delgado, con una pantalla mayor (3,99 pulgadas), conexión 4G, chip NFC, procesador renovado y una nueva SIM (nanosim), además de un conector más pequeño.

Quedaría por definir qué capacidad tendría la batería, una de las mejoras más solicitadas por los usuarios y que aún no acaba de tener una respuesta satisfactoria por parte de los fabricantes.

Una pantalla más grande, tecnología 4G y NFC, y una nanosim, entre las mejoras esperadas

El iPhone 5 empezaría a venderse el próximo 21 de septiembre, según The Telegraph, y arrastraría al iPhone 3GS fuera de su catálogo, manteniendo los modelos 4 y 4S como opciones más económicas.

El dispositivo deberá enfrentarse a una competencia mucho más feroz que sus predecesores, en un mercado más maduro. Entre sus rivales, el nuevo Galaxy S3 de la surcoreana Samsung –formando tándem con la última versión del sistema operativo Android–, los nuevos smartphones de Nokia, Lumia 920 y 820, o la nueva apuesta de Motorola con tres modelos de su popular Razr.

Llegará en un momento agridulce para la compañía. Por un lado, su victoria parcial en la guerra de patentes con Samsung. Por el otro, las nuevas críticas a las condiciones laborales en sus plantas de ensamblaje de Foxconn en China, tras las denuncias –recogidas este martes por The New York Times– de que estarían forzando a estudiantes a ensamblar los nuevos móviles.

El iPhone 5 podría impulsar el PIB de Estados Unidos medio punto

Además del esperado iPhone 5, no faltan los rumores que apuntan a que el CEO de Apple, Tim Cook, pudiera dar una sorpresa y presentar algún otro producto -quizá un iPod- o servicio al más puro estilo one more thing de su mitificado predecesor. La web especializada All Things Digital apunta a la presentación de un iPad mini, una versión reducida de la tableta de Apple, y también se ha especulado con la aparición de una televisión inteligente. Por su parte, The Wall Street Journal asegura que Apple estaría preparando un servicio musical de streaming para competir con Spotify o Pandora, lo que de ser cierto tendría una enorme repercusión debido a las relaciones privilegiadas que Apple tiene con las discográficas gracias a su tienda iTunes.

El lanzamiento del nuevo iPhone no sólo supone un importante impulso para la compañía californiana. El principal economista de JP Morgan, Michael Feroli, ha considerado que el dispositivo podría dar un impulso a la economía de EEUU y sus ventas podrían sumar entre un cuarto y medio punto porcentual al crecimiento anual del país en el cuatro trimestre.

 

Nuevo diseño. Se espera un diseño muy similar, aunque más refinado con una superficie mate y ligeramente más delgado. Según las fotos aparecidas y los medios especializados tendría una carcasa unibody más resistente y altavoces más grandes. El rediseño probablemente supondrá un menor acceso del usuario al interior y menores posibilidades para este de reparar piezas, tendencia acrecentada en los últimos ordenadores de la compañía como los MacBook Air o el más reciente MacBook Pro retina display.

Conectividad 4G. El nuevo modelo tendrá con toda seguridad conectividad 4G, ya incorporada en el último iPad. No será un pionero tampoco entre los móviles: sus principales competidores ya lo incorporan. En España aún no podrá aprovechar la mejora de velocidad ya que la tecnología no está desplegada.

Tecnología NFC. La tecnología NFC (Near Field Communications) es una de las grandes esperadas. Promete cambiar la forma de hacer pequeños pagos para prescindir de las tarjetas y las monedas. Los últimos smartphones de Samsung, RIM, HTC, Sony o Nokia ya incorporan un chip NFC. Sin embargo, no es descartable que Apple prescinda de él apostando por una tecnología propia para desarrollar Passbook, su propio sistema de pagos, ya avanzado para su iOS 6.

Nuevo procesador. Se especula si el nuevo iPhone incorporará el chip A5X de la propia compañía, ya utilizado en el iPad, o si aparecerá una nueva versión A6. Modelos superiores en cualquier caso al que ahora monta el iPhone 4S.

iOS 6. El iPhone 5 llegará con una nueva versión del sistema operativo móvil de Apple, ya avanzado hace tiempo. Incorporará la versión propia de mapas, la tecnología de reconocimiento de voz Siri (también en español), Passbook, así como integración con Facebook. iOS 6 prescindirá de la aplicación de YouTube por defecto, como parte de la estrategia de Apple de desvincularse de Google.

'Nanosim'. También se da por hecho que el nuevo teléfono inteligente de Apple incorporará una nueva tarjeta SIM, más pequeña, denominada nanosim. De confirmarse, habría que ver qué compañías la incorporarían y en qué plazos.