Público
Público

Los argumentos de unos y otros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A FAVOR

- Los defensores de acabar con la neutralidad de la red son, básicamente, las grandes operadoras de internet y de telefonía móvil, como Comcast o Verizon, en EEUU, y Telefónica o Vodafone, en Europa.

- Las compañías aseguran que las redes están cerca de la saturación y que ellas no pueden hacer frente a los gastos que supone actualizarlas.

- Además, explican que las grandes compañías de la red, como Google o Amazon, están haciendo negocio gracias a su constante inversión en la mejora de las redes. La pregunta que se hacen es si existiría YouTube sin un ancho de banda que permitiera que cualquier usuario pueda subir vídeos, o Skype, sin que las operadoras hubieran invertido en una red que permite hacer llamadas baratas por internet.

- Creen también que el modelo actual es injusto: la mayor parte de los usuarios está sufragando el uso intensivo de la red de una minoría.

- El hecho de que todos los contenidos viajen a la misma velocidad por internet es un problema, por ejemplo, a la hora de poder dar prioridad a determinadas páginas relacionadas con cuestiones de la seguridad o con servicios como, por ejemplo, la ‘telemedicina'.

- Las operadoras creen que hay usuarios y compañías que están dispuestas a pagar más a cambio de más contenidos y mayor velocidad. Ponen como ejemplo a las grandes compañías de música, cine y televisión. Las ‘telecos' creen que, en el momento en que los usuarios puedan pagar por contenidos ‘premium', muchos de ellos renunciarán a compartirlos en las redes P2P.

 

EN CONTRA

- La neutralidad de la red es defendida por las grandes compañíade internet (como Google, Yahoo, Amazon o Microsoft) y por los grupos defensores de las libertades civiles en la red.

- Internet nació neutra, explican. Y, sobre todo, creció como lo hizo debido a esa neutralidad. Gracias a ella, la web de un gigante como Microsoft estaba a un solo clic de la de unos jóvenes que habían creado un buscador llamado Google en un garaje. Y, gracias a ella, otros jóvenes en otro garaje podrían desbancar al ahora gigante Google.

- Las operadoras no son actores neutros, explican los defensores de esta teoría. La mayor parte de ellas también tienen intereses en el negocio de los servicios y de los contenidos. ¿Cómo garantizar que no favorecen sus propias ofertas frente a las de sus competidores?

- Al argumento de que páginas como YouTube no podrían haber tenido éxito sin una red suficientemente ancha, los defensores de la neutralidad aducen lo contrario: las operadoras jamás habrían conseguido millones de usuarios en internet -con los ingresos que eso supone- sin las miles de páginas web que se han desarrollado gracias a la neutralidad y que son, en definitiva, las que interesan al usuario.

- Los defensores de esta teoría temen que se cree una ‘internet a dos velocidades'. Si pagan las empresas de contenidos, porque las web de gigantes como Google serían más accesibles que las pequeñas compañías o las páginas de blogueros. Si pagan los usuarios, porque muchos de ellos no podrían acceder a los mejores contenidos.