Público
Público

"Atacaremos las células cancerígenas directamente"

Sumio Iijima. Físico. Premio Príncipe de Asturias de Investigación 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sueño del físico Sumio Iijima (Saitama, Japón, 1939) no es original suyo; se lo ha robado al difunto escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke. Pero no duda en afirmar que, gracias a la ciencia que ha ayudado a desarrollar, la nanotecnología, un día la Tierra y el espacio estarán unidos por un ascensor que podrá transportar materiales entre destinos lejanos. El Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2008 visitó ayer Madrid, invitado por la Fundación Ramón Areces y Casa Asia.

Usted inventó los nanotubos de carbono. ¿Cómo explicaría de forma simple lo que son?

Los nanotubos de carbono son estructuras químicas de carbono, en cierta manera como el grafito o el diamante. Pero están hechos a una escala muy pequeña y tienen una estructura tubular. Respecto a cómo los descubrí, no fue intencionado. Yo llevaba años trabajando en materiales de carbono y, de repente, vi brillar en mi mesa los nanotubos de carbono. Al principio, no fui consciente de la importancia del descubrimiento, aunque sí pensé que era interesante por lo inusual de su estructura. Realmente, fui consciente cuando se publicó en Nature.

¿Cuáles son, hasta la fecha, los usos de la nanotecnología?

Hemos conseguido introducir en ratones medicamentos para el cáncer de pulmón dirigidos específicamente a las células cancerígenas. Eso ya lo hemos probado y, con suerte, se podrá trasladar a humanos. También es útil en el almacenamiento de electricidad, con unos electrodos llamados supercapacitors, que pueden acumular mucha más electricidad y que serían más útiles que, por ejemplo, las baterías de litio para los coches eléctricos. Ofrecerían una enorme cantidad de energía en muy poco tiempo.

¿Y los usos que se prevén para el futuro?

Me interesa mucho la flexibilidad de los materiales realizados con nanotubos de carbono. Podríamos conseguir aparatos electrónicos flexibles. Piense, por ejemplo, en el iPad: si se pudiera doblar ocuparía menos y se podría llevar más fácilmente.

¿Cuánto tiempo tardará en emplearse la nanotecnología en biomedicina?

Este es el campo más prometedor en la nanotecnología. Como sabe, probar cualquier cosa en humanos es muy costoso y estamos intentando convencer a las compañías farmacéuticas para que nos ayuden. Uno de los asuntos que más preocupan es el de la toxicidad, pero todo parece indicar que, en cantidades moderadas, no habría problema en inyectar fármacos dentro de nanomateriales.

¿Cuál es su aplicación en las energías alternativas?

En España trabajo con el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha Fernando Langa en el desarrollo de placas solares con un tamaño mínimo y más capacidad de recolección de energía solar, lo que optimizaría el uso de estos instrumentos y, por lo tanto, de esta energía.