Público
Público

El Atlantis aterriza marcando el final de una era de exploración espacial

Ahora serán las naves rusas Soyuz las que abastezcan al complejo orbital de la EEI hasta que EEUU tenga una nave de reemplazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Atlantis aterrizó hoy en la pista del Centro Kennedy tras una misión de 13 días que pone fin a tres décadas de exploración espacial con transbordadores. La agencia espacial estadounidense NASA informó que la nave, con cuatro astronautas a bordo, tomó tierra a las 09.58 GMT.

Cuando orbitaba a 27.000 kilómetros por hora encendió su motores e inició el descenso al final de la última misión de un transbordador espacial. El comandante Chris Ferguson, el piloto Dough Hurley y los especialistas de misión Sandra Magnus y Rex Walheim componen la tripulación de la misión STS-135, que ha llevado más de 4.000 kilos de suministros y equipos -incluidos más de 1.100 kilos de comida-, que ayudarán a que la EEI continúe operando el próximo año.

La operación, cuando el Atlantis cumplía sobre Kuala Lumpur (Malasia) su órbita 200 de esta misión de 13 días, redujo drásticamente la velocidad de la nave sujetándola, nuevamente, a la fuerza de la gravedad.

El aterrizaje ha durado una hora desde que la nave se precipitará hacia la atmósfera donde la fricción envolvió al transbordador en temperaturas de unos 2.000 grados mientras se dirigía a la pista del Centro Espacial Kennedy en Florida. 

Cuando las ruedas del Atlantis han tocado tierra, han concluído tres décadas del programa espacial de vuelo de la NASA, pero la misión STS-135 también marcará el final de las operaciones de apoyo de los transbordadores a la Estación Espacial Internacional.

La EEI continuará operando hasta el año 2020, pero serán las naves rusas Soyuz las que abastezcan al complejo orbital hasta que EEUU tenga una nave de reemplazo, cuyo desarrollo ha confiado la NASA al sector privado.

El programa de los transbordadores inició su andadura en 1981 con el lanzamiento del Columbia, al que siguieron el Challenger (1983), el Discovery (1984), el Atlantis (1985) y el Endeavour (1992), que se convirtieron en la bandera de la exploración espacial de EE.UU.

El Challenger y el Columbia sufrieron sendos accidentes -el primero explotó 73 segundos después de despegar en enero de 1986 y el Columbia se desintegró en febrero de 2003 cuando reingresaba en la atmósfera-, lo que hizo que la opinión pública se vinculara aún más con el programa.