Público
Público

El Atlantis despega hacia la Estación Espacial Internacional

Sus seis tripulantes llevarán a cabo una misión de 11 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El transbordador Atlantis y sus seis tripulantes han partido este lunes hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) desde el Centro Espacial Kennedy, al sur de Florida, en una misión de 11 días en la que realizarán tres caminatas espaciales.

El Atlantis, que lleva 12.371 kilos de carga en repuestos para la estación espacial, despegó sin contratiempos a las 20.28 GMT, como estaba previsto, en medio de unas condiciones meteorológicas óptimas.

Cerca de un centenar de fans del servicio de Twitter de la NASA asistieron en directo al lanzamiento gracias a un concurso que organizó la agencia espacial el pasado mes entre sus seguidores. Después de una treintena de viajes al espacio, ésta será la penúltima misión que realice el Atlantis antes de que la NASA retire sus transbordadores en 2010.

En su bodega lleva dos giroscopios, infladores, tanques de nitrógeno y de amoníaco, y una pieza de equipo para el brazo robótico del orbitador, que permitirán prolongar la vida de la Estación una vez que los transbordadores dejen de funcionar.

La misión STS-129, comandada por Charles O. Hobaugh, está compuesta por los astronautas Mike Foreman, Leland Melvin, Robert Satcher, Randy Bresnik y el piloto Barry Wilmore. Para estos tres últimos es su primer viaje al espacio.

Está previsto que Bresnik, Formen y Satcher realicen tres caminatas espaciales para instalar dos plataformas y dejar todo preparado para la próxima misión en la que se instalará el último módulo de EEUU en la EEI.

Algunos de los repuestos que transportan se utilizarán para reemplazar los componentes de los sistemas que proveen energía a la estación y los que impiden su sobrecalentamiento.

Otros son partes esenciales del sistema de la robótica de la estación que permite a los astronautas reemplazar otras piezas cuando se desgastan.

Los astronautas convivirán con los seis tripulantes de la EEI, que desde hace meses se enfrentan a un problema con el sistema que procesa la orina para convertirla en agua potable.

La NASA no ha logrado reparar este problema que, según explicó un portavoz de la Agencia Espacial, Kelly Humphries, obligará a los astronautas a utilizar bolsas plásticas para el depósito de la orina y determinar cuántos podrán usar el inodoro de la EEI.

No obstante, aclaró que la estación espacial tiene agua suficiente hasta dentro de seis meses aunque no se arregle el sistema de reprocesamiento. Una vez concluida su misión, los seis tripulantes volverán a la Tierra junto con la astronauta Nicole Scott, que ha permanecido como ingeniera de vuelo en la EEI.