Público
Público

AutomatLabs, un laboratorio universitario sin moverse de casa

La UNED presenta un sistema para hacer prácticas reales, en varias universidades, desde el ordenador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la sexta planta de la Escuela de Ingeniería Informática que la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) tiene en Madrid hay un laboratorio donde realizar experimentos con tanques de líquidos, levitación magnética o servomotores de corriente continua. La UNED, haciendo honor a la ‘D' de Distancia, ha creado un sistema para que sus alumnos puedan experimentar con estos aparatos pero desde casa.

El laboratorio remoto AutomatLabs , en el que participan otras seis universidades, combina realidad virtual, un sofisticado sistema de cámaras y una plataforma informática para que los alumnos realicen las pruebas desde su ordenador. A través de Internet, los datos y órdenes que introducen son reproducidas por el programa. Así, por ejemplo, pueden llenar de líquido uno de los tanques y someterlo a diferentes experimentos.

Como explica el catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática y responsable del equipo de AutomatLabs, Sebastián Dormido, 'es la imaginación al poder. Cualquier experimento al que se le puedan poner unas cámaras, sensores e informatización podría usar el sistema'. Aunque los cerca de 200 alumnos que ya no tienen que desplazarse hasta los centros universitarios para realizar las prácticas son de asignaturas relacionadas con la Automática, AutomatLabs podría usarse también en campos como la física, la química o la biología.

Los estudiantes interesados solo necesitan un ordenador, una conexión a Internet y estar registrados en el sistema. Tras las clases teóricas, pasan a la fase de experimentación virtual. El programa reproduce el instrumental del laboratorio y ellos pueden realizar pruebas. Pasado este nivel, llega el momento de controlar en remoto los equipos reales. Cualquier modificación de los parámetros en la consola del ordenador es reproducida por la maquinaria, aunque esté a cientos de kilómetros.

Pero AutomatLabs aporta algo extra. Los datos de la fase virtual pueden superponerse sobre la imagen real de tal manera que el alumno ve el péndulo invertido, por ejemplo y su representación superpuesta. Esto le permite ver lo que ocurre tras el material y otros procesos que escapan al ojo humano.

Para Sebastián Dormido, este experimento de innovación educativa 'da a veces más sentido y profundidad que los experimentos presenciales en un laboratorio'. Además, permite aprovechar mejor unos equipos muy caros, y durante las 24 horas del día. Para los alumnos tiene el valor añadido de que pueden usar un material que está repartido por varias universidades del país. Es convertir en ventaja lo que parece una desventaja. 'La educación a distancia exige una mejor planificación previa pero obtiene una mayor implicación en el experimento', dicen desde la UNED.

Centros universitarios

Las universidades que se han apuntado al AutomatLabs son las de Alicante, Almería, León, Miguel Hernández y las Politécnicas de Valencia y Catalunya.

Sistema exportado

El laboratorio remoto ideado en la UNED ha sido acogido con éxito por unas 30 universidades de todo el mundo, algunas tan prestigiosas como Oxford o la Ecole Polytechnique de Lausanne.

Todo software libre

Una vez cerrado un ciclo de investigación, las aplicaciones informáticas generadas en el laboratorio se liberan y su código fuente se abre a todala comunidad.