Público
Público

Las autoridades ocultan un informe sobre el riesgo del túnel de El Hierro

El paso de Los Roquillos se expone a derrumbes peligrosos en la ladera sur con terremotos de 4,5 o superiores, según un estudio del IGME

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El túnel de Los Roquillos, una infraestructura básica para la vida de El Hierro, no es seguro en el actual escenario de sismicidad que sufre la isla. El informe realizado por técnicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) alerta de que en la boca sur del túnel un terremoto de magnitud 4,5 o superior podría provocar la caída de bloques de roca mal asentados.

La dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) encargó este informe para evaluar la situación de ese túnel, pero no ha querido hacer públicas sus conclusiones porque no se ha 'considerado necesario' porque sus conclusiones eran similares a un estudio previo de otros técnicos del IGME, según explicó ayer a este diario una portavoz de este comité de crisis, a pesar de que lo tienen desde hace más de una semana.

Según explicó a Público la responsable de este informe, Mercedes Ferrer, en la ladera que rodea la boca del túnel, de hasta 900 metros de altura, hay demasiados bloques en 'equilibrio comprometido'. En esas condiciones, un terremoto 'cercano en profundidad y distancia' a esa ladera de magnitud 4,5 o superior y 10 kilómetros de profundidad 'podría desencadenar' la caída de esos bloques mal asentados.

Ayer, los sismógrafos del IGN registraron un terremoto de magnitud 4,4 con un epicentro a menos de diez kilómetros del túnel. Este camino comunica las dos principales poblaciones de la isla, Valverde y Frontera, y su cierre provoca el ahogamiento económico de la isla. Las autoridades decidieron cerrarlo el 27 de septiembre, cuando comenzó a agravarse la crisis sísmica, y no se abrió hasta el 20 de octubre.