Público
Público

Autos locos en 2025

Las grandes marcas presentan sus apuestas de prototipos para las carreras del futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis ha dado un buen revolcón a la industria automovilística, pero, aún así, las marcas se están afanando en diseñar no sólo los prototipos de los modelos que serán, sino incluso aquellos que pueden no ser. Los fabricantes eligen los numerosos salones del automóvil que cada año se celebran en todo el mundo para presentar sus concept cars, creaciones que potencian la imagen de marca y en las que priman diseños y fantásticos equipamientos, aunque muchas veces son imposibles de fabricar y comercializar debido a su elevado coste. En 2008 se han presentado decenas de espectaculares prototipos de todas las marcas; 129, según la web especializada Conceptcarz.

Uno de los escaparates más reconocidos es el Salón del Automóvil de Los Ángeles, donde cada año se abre un concurso, el Design Challenge, en el que todas las marcas están invitadas y en el que tienen que demostrar que sus diseños futuristas son los mejores y los que pueden tener más salida en el mercado automovilístico. En la última edición, el pasado diciembre, los diseñadores se afanaron por crear el coche de carreras del futuro, e imaginaron automóviles espectaculares para el año 2025. Son coches que doblan las capacidades de los que corren hoy día, que nunca tienen necesidad de repostar o que incorporan tecnologías anti impacto que aumentan la seguridad de los pasajeros.

En el último Design Challenge han participado marcas como Audi, BMW, GM, Mitsubishi, Mercedes Benz o Volkswagen. 'Los diseñadores siempre han estado fascinados con los deportes de motor', dice Chuck Pelly, director de Design Los Angeles. Entre ellos sorprenden muchas de las propuestas: algunos pueden correr boca abajo en los túneles y recargar las baterías sin necesidad de cables ni de detenerse; usan combustibles reutilizables o placas solares; y hay detectores de altitud que cambian la velocidad, polímeros conductores de electricidad o técnicas para controlar el auto mediante los músculos de los brazos y de las piernas.

Mercedes Formula Zero Racer

Tomando como base la herencia competitiva de la compañía en los años treinta, el actual concepto extrae el máximo impulso de sus motores eléctricos centrales, de su carrocería solar aeroeficiente, y de su vela rígida de alta tecnología. Mercedes ha pensado incluso en la pista: sería totalmente transparente y visible desde cualquier ángulo.

Volkswagen BioRunner

Espectacular vehículo en el que el conductor está colocado en un cubículo protector con todos los controles unidos a las manos y los pies, y con ellos maneja las ruedas equipadas con un sistema de suspensión basado en los músculos humanos. El piloto puede inclinarse en los giros como si se tratara de una moto y puede modificar el centro de gravedad cambiando la posición de las ruedas respecto a la cabina. Está equipado con dos propulsores y con un sistema de vídeo que facilita imágenes al piloto cuando la visibilidad en el exterior es reducida.

BMW Salt Flat Racer

La propuesta del fabricante alemán se propulsa con un motor de hidrógeno capaz de funcionar con materiales reutilizables. La idea es usar materiales metálicos procedentes de barriles o puertas como componentes principales de la carrocería. Los neumáticos estarían fabricados de gel-nylon, lo que permitiría que las ruedas no necesitaran aire y fueran reutilizadas una vez usadas.

Audi R25

Su novedad es su capacidad para alcanzar elevadas velocidades en tierra y, sobre todo, en túneles, ya que puede ser conducido boca abajo por la parte superior de estos sin verse afectado por la fuerza de la gravedad.

GM Chaparral Volt

Recoge y genera su propia energía a partir de tres fuentes: tierra la resistencia aerotermal proporciona excelentes resultados a la hora de frenar, aire turbinas extractoras de aire en la parte trasera refrigeran las pilas de energía y fuego incorpora paneles solares en la carrocería.

Mitsubishi MMR25

Es un todoterreno con ruedas omnidireccionales controladas por ocho motores independientes, lo que permite una conducción 8x4, por lo que el coche puede ser conducido hacia delante mientras las ruedas están en cualquier posición.