Público
Público

Aznar, presidente de un consejo sobre cambio climático

Global Adaptation Institute espera convertirse en una voz "pragmática" en el debate público sobre el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José María Aznar, uno de los más relevantes e insistentes negacionistas del cambio climático, presidirá el consejo asesor de Global Adaptation Institute, una iniciativa privada que aspira a convertirse en una 'voz pragmática' en el debate público sobre el cambio climático.

Hace un mes, la firma de capital riesgo NPG Energy Capital anunció que invertía 10 millones de dólares en Global Adaptation Institute. Esta compañía gestiona inversiones por valor de unos 9.000 millones de dólares en decenas de firmas especializadas en “recursos naturales”, como petróleo, gas y electricidad.

El ex presidente del Gobierno asumirá el cargo dos años después de apoyar formalmente el libro negacionista de Václav Klaus, Planeta azul, no verde. En aquel acto, el líder conservador cargó contra 'los abanderados del apocalípsis climático'  y defendió que no tiene sentido dedicar cientos de miles de millones de euros 'a causas tan científicamente cuestionables como ser capaces de mantener la temperatura del planeta Tierra dentro de un centenar de años y resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos'.

La ministra de Medio Ambiente cree que el nombramiento parece una inocentada

La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, ha criticado el 'fichaje' de Aznar: 'Parece que sea el 28 de diciembre; no sé si el primo de Rajoy ha cambiado de idea y se ha puesto a asesorar a Aznar', ha señalado.

Todo son buenas intenciones antes de que Global Adaptation Institute eche a andar, el 1 de diciembre de este año. Entre los objetivos que se marca la institución, con sede en Washington y dirigida por el ex número dos del Banco Mundial Juan José Daboud, destaca mejorar el conocimiento público sobre el cambio climático e incentivar las políticas públicas que sirvan a los países en desarrollo a hacer frente a sus consecuencias.

Fuentes de la FAES consultadas por 'Público' han reconocido que la iniciativa aún está muy verde, hasta el punto de que todavía no tiene ni página web . Poco a poco se irá conociendo quiénes están detrás del proyecto, han señalado.

Tras su fichaje, Aznar ha asegurado que 'el mundo tiene que adaptarse al cambio climático y a nuevas circunstancias sociales y económicas, especialmente en beneficio de los países en desarrollo' y ha manifestado que Global Adaptation Institute 'es una iniciativa global y urgente centrada en conseguir soluciones realmente eficaces'.

Es, como ha subrayado, 'muy feliz' de formar parte de 'una muy buena idea' que, augura, contribuirá a que los países y la ciudadanía mundial afronten 'de forma eficiente las amenazas del mundo' en materia de cambio climático.

El instituto tiene previsto iniciar sus actividades el 1 de diciembre 

Aznar ya ha participado en una reunión en la capital de EEUU en la que han estado presentes representantes de América, Europa, África, Oriente Medio, el sudeste asiático y Australia. Entre ellos, filántropos, líderes empresariales y expertos en la materia provenientes de diferentes universidades y think tanks.

Global Adaptation Institute también abordará cuestiones vinculadas con el cambio climático, como el crecimiento demográfico y el urbanismo. Agua, agricultura, alimentos, energía y protección de zonas costeras serán las cinco áreas en las que desarrollará sus acciones.

La organización publicará indicadores de mercado que faciliten la toma de decisión a los agentes implicados y pondrá en marcha un programa de donaciones a países en vías de desarrollo.

Aznar no ha sido el único negacionista del cambio climático  salido de las filas del PP. 

En octubre de 2007, Mariano Rajoy restó relevancia a la amenaza sustentándose en las conversaciones que mantiene con un primo suyo, catedrático de Física en la Universidad de Sevilla. Reconoció que sobre esta cuestión 'yo sé poco' pero que su familiar le había asegurado que no era posible garantizar siquiera 'qué tiempo hará mañana en Sevilla'.

Por eso, se preguntó: '¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?'. Para líder del PP es más importante hablar del 'sector energético o de las emisiones de CO2'.