Público
Público

Las ballenas cruzan el paso del noroeste, ahora libre de hielo

El calentamiento global permite a los cetáceos recuperar una ruta que ya usaban

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El deshielo debido al cambio climático ha abierto el paso del noroeste, la ruta marítima que rodea América por el Ártico. Y las ballenas ya lo saben. Un estudio con localizadores GPS ha revelado que las ballenas boreales (Balaena mysticetus) viajan desde ambos océanos para encontrarse a mitad de camino, en la trampa de hielo donde tantas expediciones fracasaron antes de que el noruego Roald Amundsen la cruzase por primera vez a comienzos del siglo XX.

Según el estudio dirigido por Mads Peter Heide-Jørgensen, del Instituto de Recursos Naturales de Groenlandia (Dinamarca), en agosto de 2010 un ejemplar procedente del Atlántico y otro del Pacífico accedieron al paso desde direcciones opuestas y se quedaron en la misma área nadando durante diez días antes de regresar a sus lugares de origen. 'Es la primera observación del solapamiento de ambas poblaciones', escriben los investigadores en Biology Letters.

Los autores del trabajo explican que esta ruta no es inédita para los cetáceos. Viejos esqueletos varados en las playas septentrionales y estudios de ADN demuestran que el paso ha servido a estos mamíferos en épocas pasadas 'dependiendo de las condiciones del hielo'.

'Durante el periodo de la caza comercial de ballenas (antes de 1900), varias puntas de arpón de origen atlántico se hallaron en ballenas boreales capturadas en el Ártico occidental', señalan los científicos. De hecho, apuntan, la expansión de la antigua cultura thule desde Alaska hasta Groenlandia sólo puede explicarse si su principal fuente de alimento estaba disponible a lo largo de la ruta.

'El cambio climático puede eliminar las divisiones geográficas y abrir áreas que no han sido habitadas por las ballenas durante milenios', concluyen los científicos.