Público
Público

Cómo blindar el portátil contra el robo

Los fabricantes lanzan servicios para proteger los equipos y los datos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El robo de ordenadores portátiles se incrementó un 84% en 2006 con respecto al año anterior, según cifras de Fujitsu Siemens. Si a este dato se le suma el estudio realizado por el Instituto Ponemon (EEUU), especializado en seguridad, que indica que más de la mitad de los ejecutivos guarda en sus equipos información confidencial y que, además, el 65% no toma medidas de seguridad para encriptar los datos, el resultado es un nuevo segmento de negocio en el que, hasta ahora, los fabricantes no habían enntrado: cómo proteger al usuario ante un extravío o robo.

Fujitsu Siemens ofrecerá en el primer trimestre de 2009, en los equipos Lifebook T5010 y E8420, y los modelos de Esprimo Mobile, un servicio de seguimiento y protección de datos con un coste de unos tres euros al mes. Estas tecnologías, desarrolladas por Intel y la compañía de seguridad y localización Absolute, funcionan mediante el registro de los equipos en un centro de control que almacena datos como la dirección IP, es decir, el número que identifica al ordenador en Internet, su servidor o el número de serie del equipo.

Si se produce el robo o pérdida del ordenador, el usuario informa por teléfono o a través de Internet de que se ha producido la incidencia y los técnicos proceden a su localización. El software utilizado, SystemTrack, sigue la máquina en tiempo real y la sitúa cuando ésta se conecta a la Red o a una intranet, permitiendo conocer su ubicación.

'Inicialmente, el usuario tiene que haberse registrado en el servicio. Cuando se da de alta, incluso puede especificar que se conecta todos los días y que, si un día no lo hace, el ordenador se bloquee porque implica que lo han robado', detalla el director de marketing de Fujitsu Siemens, Ignacio Garicano, al hablar de las opciones de personalización, que incluye varias posibilidades.

En cuanto al programa de protección de datos, DataProtect, el usuario puede elegir si quiere que se haga una copia de seguridad de sus datos o desea que se elimine toda la información de su disco duro cuando se produce el robo. La gestión de los datos almacenados se produce de forma remota. El servicio envía un fichero ejecutable al ordenador desde el que el usuario se está conectando a través de Internet que permite recuperar los datos en el nuevo disco duro.

Lenovo también prepara su propio sistema para poner trabas a los ladrones de portátiles. Aunque menos sofisticado que la opción de Fujitsu Siemens, la semana pasada la compañía anunció que varios de sus portátiles Thinkpad estarán equipados a principio de 2009 con una solución que bloquea el ordenador cuando el usuario envía un SMS, gracias a la conexión 3G del equipo. Para que el portátil vuelva a funcionar correctamente es necesario introducir la contraseña establecida cuando se realizó la puesta en marcha del ordenador.

La universidad de Washington también han realizado sus investigaciones para la localización de portátiles extraviados. Su sistema está basado en la localización de la dirección IP. Mediante la instalación de un software de código abierto llamado Adeona y un servicio de servidores, el usuario puede ver en una página web la dirección IP desde la que se produjo la última conexión a Internet.