Público
Público

El bloqueo de Roja Directa "es como incautar el dominio Google.com"

Los abogados que representaron en España a la web "secuestrada" por las autoridades de EEUU consideran que es una "decisión desproporcionada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de que un tribunal de Nueva York ejecutara el cierre de una decena de páginas web, bajo la acusación de violar los derechos de propiedad de diferentes retransmisiones de eventos deportivos, son muchas las voces que han acusado a las autoridades del país de 'burlarse' de las autoridades españolas.

Roja Directa es una de las páginas web afectada por el bloqueo de dominios. Desde el Bufet Almeida, el gabinete de abogados que se encargó de la defensa de los responsables del sitio, en dos procesos judiciales donde quedó demostrada su legalidad, consideran que lo que ha hecho la autoridad estadounidense 'es matar moscas a cañonazos'. Añaden que lo ordinario hubiera sido que solicitaran la eliminación de los enlaces que consideraran fraudulentos, 'en lugar de cancelar todo el dominio'.

'Es como si detectaran que en Google.com se pueden encontrar enlaces a descargas de películas y decidieran incautar el dominio 'Google.com'', apunta Javier Maestre, abogado de Bufet Almeida. Así, explica 'se trata de una incautación de una propiedad', en este caso unos dominios de Internet; un proceso similar al que puede aplicarse sobre cualquier otro bien particular.

Todas las voces apuntan a que el brazo ejecutor de los cortes es la empresa VeriSign, encargada de la gestión de los dominios '.com'. 'La incautación es lo que les permite ahora dirigir el dominio de Roja Directa a otra dirección IP', asegura, que es la que refleja el mensaje de ICE en este momento, pese a que la página web continúa operativa en sus otros dominios '.es', '.me' y '.in', que no son gestionados por VeriSign.

'La decisión ha sido desproporcionada', ha apuntado el abogado, añadiendo que es una total 'burla hacia los tribunales españoles y hacia la justicia española, que ya dictó sentencia sobre estos sitios'. Maestre va más allá insistiendo en que con este tipo de acciones 'muestran un desprecio absoluto hacia los ciudadanos españoles que hoy no pueden acceder a una web legal en su país'.