Público
Público

BP comienza a recoger el 30% del petróleo de la fuga

La compañía espera aumentar la captura del crudo, que ya ha llegado a Florida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petrolera BP ha logrado un tímido avance en su pugna por taponar el escape que vierte petróleo al golfo de México desde la explosión de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 20 de abril. Mientras la lámina de crudo y las primeras bolas de brea comenzaron a sorprender a los turistas en las blancas arenas de la playa de Pensacola, en Florida, el portavoz de los guardacostas de EEUU, Thad Allen, ha informado en rueda de prensa que la nueva campana instalada el jueves por BP ha conseguido recoger en 24 horas unos 6.000 barriles de crudo de los 19.000 que cada día se vierten al mar.

La realidad choca con el optimismo del director de operaciones de la multinacional, Doug Suttles, quien antes había declarado a la cadena CNN que confiaba en recoger el 90% del petróleo filtrado. Los 6.000 barriles apenas igualan la eficacia del tubo sifón que se probó en la segunda de las cuatro soluciones ensayadas hasta ahora. Allen reconoció que la tasa de recogida puede mejorar a lo largo del fin de semana, una vez que se cierren las válvulas de la campana que evitan la obstrucción por cristales de gas.

En la entrevista con la CNN, Suttles ya advertía: 'Lo que tenemos que hacer es trabajar durante las próximas 24 o 48 horas para optimizarlo'. Aseguró que una captura del 90% 'es posible con este diseño'. Pero la solución definitiva no llegará hasta agosto, cuando se finalice la perforación de dos pozos de alivio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió hoy toda la ayuda del gobierno a las regiones afectadas por el derrame de petróleo. En su discurso radiofónico de los sábados, Obama reiteró su promesa de que BP tendrá que pagar 'hasta el último centavo' por los daños sufridos por los residentes de la región.

'Esta gente trabaja mucho. Cumple su responsabilidad'

'Esta gente trabaja mucho. Cumple su responsabilidad. Ahora, debido a una catástrofe causada por el hombre, de la cual no tiene culpa y está fuera de su control, sus vidas han sido lanzadas al caos. Esto es brutalmente injusto', señaló.

Obama, que grabó el discurso el viernes en Grand Isle en el estado de Luisiana que junto a los de Mississippi y Alabama han sido los más perjudicados por el vertido, indicó que 'como dije desde el principio de este desastre, voy a estar junto al pueblo de la costa del Golfo hasta que se recupere'.

Ante la situación causada por el derrame, el gobierno federal ha movilizado en la región 17.500 efectivos de la Guardia Nacional y más de 20.000 personas participan en las tareas para proteger el litoral de la marea negra.

Obama señaló que en la región del Golfo hay más de 1.900 navíos que están participando en las operaciones, en 'la mayor respuesta a un desastre ambiental de este tipo en la historia de nuestro país'.