Público
Público

BP comienza a tapar con cemento el pozo

Es uno de los últimos pasos para el sellado definitivo del pozo de petróleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La petrolera BP ha comenzado este jueves a taponar con cemento la entrada de su pozo averiado en el golfo de México, tras asegurar el éxito de la operación con la que el martes comenzó el sellado y que ha permitido al Gobierno de EEUU avistar el fin del peor desastre ecológico de su historia.

Los equipos empezaron a inyectar cemento en el pozo a las 09,15 hora local (14,15 GMT) a través de tuberías conectadas a barcos situados en la superficie, confirmó la compañía en un comunicado.

El Gobierno de Estados Unidos dio luz verde a BP para proceder con la introducción de cemento en el pozo el miércoles, horas después de que la compañía anunciara el éxito de la primera fase de la operación de sellado.

Conocida como 'static kill' (eliminación estática), la operación iniciada el martes consistía en empujar el petróleo hacia el fondo del depósito con una inyección de lodo pesado.

El almirante retirado de la Guardia Costera Thad Allen, que coordina la respuesta al vertido por parte del Gobierno de EEUU, dijo el miércoles que no aceptará 'de ninguna manera' que la ejecución del taponado del pozo retrase los trabajos de excavación del pozo auxiliar, considerado como la solución definitiva al vertido.

El fin de la construcción del pozo está prevista por BP para el 15 de agosto 

La cimentación del pozo, a unos 5.500 metros de profundidad, permitirá clausurar la parte inferior de éste que produjo la marea negra mediante un procedimiento bautizado como 'bottom kill' (eliminación desde el fondo), a través de una nueva inyección de lodo pesado y cemento.

El fin de la construcción del pozo, prevista por BP para el 15 de agosto, señalaría el inicio de la última fase en la operación para sellar el pozo, que ha vertido 4,9 millones de barriles de petróleo al océano desde abril, cuando una plataforma de la compañía explotó y se derrumbó sobre el depósito, lo que causó la muerte de once trabajadores.

Un 74% del total de crudo liberado al mar desde entonces se ha recogido, quemado, evaporado o descompuesto por procesos naturales, según un informe científico que presentó el miércoles la asesora de energía de la Casa Blanca, Carol Browner.

'Las tareas de limpieza serán cruciales'

Sin embargo, según Browner, las tareas de limpieza y 'la ayuda de la madre naturaleza' serán cruciales en los próximos meses para neutralizar el crudo que sigue en las costas y el que flota de manera residual en partículas microscópicas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el miércoles que la lucha por contener el derrame 'finalmente está llegando a su fin', y elogió los esfuerzos para frenar la marea negra que 'ha puesto de cabeza' a miles de personas que viven en las riberas del golfo de México.