Público
Público

BP culpa del vertido a "múltiples compañías"

El informe de la empresa reparte las responsabilidades en el accidente del golfo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BP hizo público ayer su informe sobre las causas que provocaron el incendio en la plataforma petrolífera Deepwater Horizon el pasado 20 de abril. Las 193 páginas del documento explican que el accidente se debió a una concatenación de ocho sucesos, que provocaron la explosión de la plataforma, y reparte la culpa entre las tres compañías responsables del pozo petrolífero: BP (la dueña de la explotación), Transocean (la propietaria de la plataforma) y Halliburton (que estaba realizando diversos trabajos en ella). 'Una compleja e interconectada serie de fallos mecánicos, juicios humanos, diseños [...] de forma conjunta permitieron el inicio y el agravamiento del accidente', afirma el documento.

El informe, encargado por la compañía, ha sido llevado a cabo por un equipo de unos 50 técnicos y especialistas de varios campos, la mayor parte internos de la empresa, liderados por el jefe de Seguridad y Operaciones de BP, Mark Bly.

El primero de los fallos detectados por el equipo fue en el cemento utilizado para revestir el agujero del pozo, que fue bombeado un día antes del accidente. Según el documento, este material del que era responsable Halliburton 'probablemente sufrió una fuga de nitrógeno que permitió que los hidrocarburos penetraran en el agujero del pozo'. No obstante, el documento explica que el cemento analizado para el informe no es el que se utilizó en el pozo, sino una 'muestra representativa' según la formulación de Halliburton.

Otro de los desencadenantes del desastre reside en la respuesta de los operarios de BP y Transocean ante los test negativos de presión. Según el informe, los trabajadores consideraron 'que el test era correcto y que la integridad del pozo se había estabilizado'.

Otras explicaciones apuntan al sistema de recogida de gas (MGS). El informe señala que los fluidos que ascendían por el pozo deberían haber sido arrojados por la borda en lugar de vertidos en el MGS, lo que habría 'reducido las consecuencias del accidente'. Esta acción, además, saturó el sistema y permitió a los hidrocarburos gaseosos alcanzar la zona de ignición. El informe también destaca el fallo del sistema de prevención (BOP), que debía sellar la fuga en caso de accidente.

Reacción de Transocean

Fuentes de Transocean han criticado el informe de BP, al que califican como un intento de ocultar las verdaderas causas de la explosión, las cuales atribuyen a 'un desastroso diseño del pozo'.

BP no es la única que está investigando el accidente, que ya se considera el mayor desastre petrolífero de la historia de EEUU, con 11 trabajadores muertos y casi 1.000 millones de litros de petróleo vertidos en el golfo de México. Una comisión del Congreso de EEUU también está analizando las causas de la explosión.

Varios congresistas, así como expertos de la industria petrolera y trabajadores que han sobrevivido al accidente, han acusado a la compañía de recortar gastos para ahorrar tiempo y dinero. Según AP, el proyecto de la compañía se inició 43 días antes de lo previsto y con un presupuesto de casi 16 millones de euros menos de lo estimado. La ONG Greenpeace ha tachado el informe de 'lamentable intento de repartir las culpas' y confía en que los verdaderos informes independientes ajenos a la compañía aumenten la responsabilidad de la petrolera.

Según el informe de BP, el equipo encargado de la investigación ha dedicado más de cuatro meses a averiguar las causas del desastre. Sin embargo, sus conclusiones han sido publicadas antes de que se conozca el motivo del fallo del mecanismo de prevención (BOP), que debía detener la fuga en caso de accidente. El BOP, que fue sacado a la superficie el pasado sábado, será llevado a unas instalaciones de la NASA donde se analizará.