Publicado: 03.04.2015 13:21 |Actualizado: 03.04.2015 13:21

Un breve eclipse de Luna tendrá lugar este sábado al amanecer

El inusualmente breve espectáculo podrá ser visible desde el oeste de EEUU y Canadá, en Australia y Asia Oriental.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Secuencia del eclipse lunar del 28 de octubre de 2004

Secuencia del eclipse lunar del 28 de octubre de 2004

Un inusualmente breve eclipse total de Luna será visible antes del amanecer este sábado, 4 de abril. El espectáculo, que no podrá ser observado desde España, será visible desde el oeste de Estados Unidos y Canadá, en Australia y Asia Oriental. Cada vez que el Sol, la Tierra y la Luna forman una alineación casi perfecta en el espacio, la Luna se desliza a través de la profunda sombra de la Tierra. De este modo se 'crea' de un eclipse total de Luna.

La sombra de la Tierra se entromete gradualmente a través de la cara de la Luna llena hasta que todo el disco lunar brilla tenue naranja o rojo. Entonces el evento comienza a deshacerse en el orden inverso, hasta que la Luna vuelve a su plena brillantez. A diferencia de un eclipse de Sol, que sólo puede ser visto por un estrecho fragmento de la superficie terrestre, un eclipse de Luna se puede verse desde toda la mitad del mundo que se sitúe frente a la Luna en el momento.



Aquellos que se encuentren en las zonas indicadas, sólo necesitan sus ojos para ver el desarrollo del suceso

Así, aquellos que se encuentren en las zonas indicadas, sólo necesitan sus ojos para ver el desarrollo del suceso, aunque la observación se ve reforzada cuando se ve a través de prismáticos o un pequeño telescopio de aficionado. El eclipse de este sábado es inusual ya que la Luna apenas roza la umbra, la sombra interior de la Tierra, muy brevemente. Debido a esto, el borde noreste de la Luna seguirá siendo mucho más brillante que el rojo intenso que normalmente se ve en toda la faz de la Luna eclipsada.

Este eclipse se produce tan sólo dos semanas después de otro evento similar, pero de Sol, ocurrido el pasado 20 de marzo y que se vio en el Atlántico Norte y Ártico. También es el tercero de los cuatro eclipses lunares totales que se esperan entre 2014 y 15, el cuarto se producirá en la tarde del próximo 27 de septiembre.