Público
Público

Burros zamoranos, los mejores para proteger a los rebaños ante lobos

Un proyecto piloto utilizará burros de la raza zamorano-leonesa en diez explotaciones ganaderas de Zamora para proteger a los rebaños de ovejas ante los ataques de lobo.

Publicidad
Media: 4.23
Votos: 13
Comentarios:

Una cría de asno corretea en una finca de conservación de Zamora. /EFE

La Asociación Nacional de Criadores de Raza Asnal Zamoranoleonesa (Aszal) desarrollará esta iniciativa con apoyo económico de la Diputación de Zamora, que esta mañana ha presentado el proyecto en el núcleo de conservación de razas autóctonas de la institución provincial en la localidad de Madridanos.

Para el proyecto, Aszal seleccionará machos castrados de la raza con capacidad de repeler a los cánidos y con disposición a convivir con los rebaños de rumiantes.

Pese a su docilidad con el hombre, la raza de burro zamoranoleonés se caracteriza por tener un tamaño grande y ser agresivo frente a animales carnívoros como el lobo, por lo que se adapta bien a este nuevo uso que se pretende dar a una raza que con 1.200 ejemplares censados se encuentra en peligro de extinción.

La raza de burro zamoranoleonés se caracteriza por tener un tamaño grande y ser agresivo frente a animales carnívoros como el lobo

Durante los dos años que dura el proyecto, la asociación estudiará la eficacia del asno zamoranoleonés a la hora de proteger a la ganadería de ataques del lobo en distintas explotaciones, tanto en extensivo como en apriscos. El estudio establecerá protocolos sobre la forma más efectiva de utilizar esta raza asnal para ahuyentar los cánidos de las granjas.

Este protocolo fijado a partir de las explotaciones zamoranas seleccionadas en el estudio podrá aplicarse posteriormente en ganaderías tanto de España como de Portugal, para lo que al concluir el estudio habrá una fase de divulgación de los resultados del proyecto.

La elección de Zamora para el estudio piloto se debe a que es la que registra mayor número de ataques de cánidos de Castilla y León, con cerca del 25 por ciento, según ha recordado el presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo. La Corporación provincial zamorana subvencionará este programa que cuenta con un presupuesto de 20.000 euros y un plazo de ejecución de dos años.