Público
Público

Se buscan astronautas para volar en cohetes prestados

La NASA lanza una agresiva campaña en internet y YouTube para reclutar a nuevos cosmonautas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuarenta y dos años después de la llegada del hombre a la Luna, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA, en sus siglas en inglés) ha lanzado una agresiva campaña en internet y en YouTube para reclutar a una nueva generación de astronautas. Quizá alguno de los seleccionados en esta nueva hornada de cosmonautas emulará los pasos de Neil Armstrong y será el primero en pisar un asteroide o, en un futuro más lejano, la superficie de Marte.

'Creatividad, ambición, trabajo en equipo, audacia y una mente curiosa' son algunos de los requisitos que la NASA pide a los aspirantes a astro-nautas en una oferta de empleoque ha puesto en su página web. La NASA también ha lanzado un vídeo en YouTube con el que espera atraer a las nuevas generaciones.

La agencia busca 'creatividad, trabajo en equipo, audacia y una mente curiosa'

Lo curioso es que estos astronautas no volarán en transbordadores espaciales de la NASA, sino que deberán hacerlo en cohetes prestados. En julio, el último vuelo del transbordador espacial Atlantis marcó el fin de una era en EEUU. La NASA decidió no seguir construyendo transbordadores espaciales tras el accidente del Columbia en 2003, en el que murieron sus siete tripulantes.

Los astronautas estadounidenses volarán, de momento, como pasajeros en las cápsulas rusas Soyuz hasta que dentro de cinco años estén listos los nuevos cohetes que están desarrollando la industria privada estadounidense para volar hasta la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés).

A pesar de que la NASA se encuentra en un periodo de transición, el veterano astronauta Rex Walheim asegura que los niños estadounidenses siguen soñando con ser como él cuando sean mayores. 'Para los niños de ahora [que la NASA dependa de los rusos] no les afecta. Pueden crecer soñando con ser un astro-nauta y, para cuando lo sean, tendremos ya esos nuevos vehículos y sistemas, de modo que podrán ir no sólo a la estación espacial, sino a la Luna e incluso a un asteroide', explica Walheim en conversación con este diario.

La empresa aeroespacial Lockheed Martin está construyendo para la NASA el Orion Multi-Purpose Crew Vehicle (MCPV), el nuevo vehículo espacial con el que los estadounidenses planean volar a Marte. De este modo, se romperá el monopolio sin precedentes que en estos momentos tienen los rusos en el transporte de astronautas al espacio.

El hecho de que la NASA busque astronautas en un momento en que no tienen transbordadores para enviarles al espacio 'podría parecer un poco irónico', reconoce Walheim. 'Pero la verdadera razón por la que necesitamos astronautas es que tenemos ese increíble laboratorio en el espacio llamado la Estación Espacial Internacional, donde necesitamos investigadores. Confiamos en los rusos para llevar nuestros astronautas allí, pero todavía los necesitamos 24 horas al día, siete días a la semana, para hacer esas investigaciones que se realizan en el espacio', añade Walheim, quien recuerda que los astronautas también se jubilan y que necesitan otros para reemplazarlos.

Falta margen de maniobra para reemplazar a los profesionales

Con una creciente tasa de desempleo en Estados Unidos, ser astronauta en la NASA puede ser una salida laboral muy atractiva para ingenieros y científicos. El sueldo oscila entre los 64.700 y los 141.700 dólares al año, dependiendo de la formación y de la experiencia.

'Te necesitamos para ayudar a planear el futuro de la exploración. Entra en la NASA. Envía tu solicitud para ser candidato a astronautas. Tu experiencia en vuelos espaciales empieza aquí y ahora', anima Charles Bolden, administrador de la NASA, en el vídeo de reclutamiento que la agencia espacial ha colgado en YouTube.

Walheim recomienda a los jóvenes estadounidenses trabajar en la agencia. 'Si quieres un buen trabajo con muchas emociones y que te permita viajar a lugares remotos, ser astronauta es ideal', dice este veterano, que ha trabajado 15 años como cosmo-nauta. El número de astronautas en activo ha descendido en los últimos años, de 150 en 1999 a unos 60 ahora. Pero puede que su número baje aún más en los próximos años, porque algunos de ellos pueden optar por jubilarse antes de tiempo ante laincertidumbre sobre el futurode la exploración espacial.

Un panel de expertos recomendó a la NASA seleccionar a más candidatos a astronautas dado 'el tiempo necesario de recuperación entre misiones y porque los cosmonautas, entrenados para papeles y misiones específicas, no pueden ser sustituidos fácilmente'.

En su informe, los expertos explicaban, por ejemplo, que habían tenido problemas en el pasado para encontrar un sustituto de un astronauta que había tenido un accidente grave de bicicleta. 'Este incidente pone de relieve que el Cuerpo de Astronautas está llegando a punto en el que le falta el margen de maniobra necesario para hacer frente a situaciones personales inesperadas', señalaba el informe.

La NASA emplea dos años para entrenar a un candidato a astronauta. Pero, hasta un año después de ser contratado, al profesional no le encargan una misión técnica. Después, la formación continúa. 'Merece la espera', señala Walheim, que recuerda que pasaron cinco años antes de que él pudiera volar al espacio.

Pero ser uno de los elegidos no es fácil. Desde que 1959 la NASA seleccionara a los primeros astronautas para formar parte de su programa intensivo de entrenamientos, sólo 330 personas han podido poner en su currículum que son astronautas de la NASA, incluidos los llamados 'siete originales'.

En 1999, la NASA tenía 150 astronautas; ahora, rondan los 60

Walheim explica que hay mucha diferencia entre el entrenamiento al que son sometidos hoy en día al de los 'siete originales', porque aquellos 'no sabían lo que esperar'. El escritor Tom Wolfe hablaba de 'lo que hay que tener' para ser astronauta en su libro Elegidos para la gloria, sobre un grupo de temerarios pilotos de pruebas que acabaron convirtiéndose en los primeros astro-nautas. Philip Kaufman dirigió en 1983 una película basada en este libro.

Cuando se le pregunta a Rex Walheim qué es 'lo hay que tener' para ser astronauta de la NASA, este veterano profesional lo tiene claro: 'Necesita tener buenos resultados académicos, en ingeniería, biología, física o matemáticas. Si tiene una licenciatura, está bien, pero mejor un máster o un doctorado. Y tiene que tener las condiciones físicas adecuadas, ser una persona con la que la gente se lleve bien y, además, que le guste la aventura'.

Para ser astronauta de la NASA, es necesario, además, tener la nacionalidad estadounidense o doble nacionalidad. No hay restricciones de edad; los candidatos seleccionados suelen tener entre 26 y 46 años, con una media de 34 años. Y no se requiere tener experiencia como piloto, aunque, si uno la tiene, ya sea en aviación civil o militar, es un punto a su favor. Saber ruso tiene un plus, porque, al fin y al cabo, van a viajar en cohetes rusos a la estación espacial. Tener buena vista, no tener la presión alta y medir entre 1,50 y 1,80 metros son otros de los requisitos que tienen que cumplir los candidatos a astronautas de la NASA.

Walheim, sin embargo, sostiene que, para ser astronauta de la agencia, 'no necesitas ser perfecto'. A aquellos elegidos les espera 'una experiencia única. Es increíble cómo tu cuerpo se ajusta a la falta de gravedad. Es tan divertido volar y caminar alrededor...'. Walheim explica que, estando en el espacio, 'puedes volar donde quieras. Hay mucho trabajo que hacer, pero, cuando miras por la ventana, puedes ver cientos de miles de kilómetros en cada dirección. Das la vuelta al mundo cada 90 minutos y cada 45 minutos ves ponerse y levantarse el Sol. Es espectacular', concluye.