Público
Público

Las búsquedas en internet ayudan a predecir el éxito

El 'ruido' en la red tiene más valor predictivo para cine y videojuegos que para la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una sencilla búsqueda por los sitios más populares puede servir para saber de qué se está hablando en internet en ese momento. Pero, ¿puede la red servir para predecir el futuro? Un investigador de Yahoo cree que sí, aunque tampoco es un oráculo infalible.

El experto en microeconomía y sistemas sociales Sharad Goel, de Yahoo Research, ha medido la capacidad de su buscador para predecir el éxito de películas, videojuegos y canciones de estreno. La idea es sencilla: si millones de personas buscan información sobre un filme, eso debe de tener su impacto en la taquilla.

Para predecir el futuro, Goel ha medido el runrún de 119 películas en los días previos al estreno, las ventas en el primer mes de 106 videojuegos y la subida en el ranking de 307 nuevas canciones. Según publica PNAS, existe una relación directa entre el ruido en la red y el éxito. En el caso del cine, por ejemplo, el grado de acierto de los ingresos se acercaba al 85%, y en el de los videojuegos, al 76%. En este apartado, las secuelas presentaban un grado de predicción más errático: para algunos títulos se quedaba corto y para otros se pasaba.

Un caso diferente es el de la música. El acierto medio en el Top 100 de la lista Billboard apenas llegó al 56%. El autor de la investigación argumenta que el bajón de aciertos en las canciones puede deberse al hecho de que la búsqueda sobre una película antes de la fecha de su estreno es ya un indicador de una posible compra de la entrada. Sin embargo, en el caso de la música, la búsqueda puede estar relacionada con la letra de la canción, un concierto o su escucha online.

Pero la salvedad que más destaca el autor es que, allí donde ya existen modelos de predicción (Hollywood Stock Exchange para el cine, por ejemplo), las mediciones tradicionales aciertan en el mismo grado que las de internet. Aún así, donde no haya sistemas alternativos, internet puede atisbar el futuro.