Público
Público

El calentamiento global aumentará el olor de las flores

La temperatura más alta provocará que la vegetación emita más gases

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las plantas no sólo intercambian oxígeno, CO2 y agua, sino una cantidad enorme de productos distintos; entre ellos, los que les confieren su característico aroma. Esta emisión depende de la productividad de las especies, que aumenta con la temperatura. Por ello, la subida de al menos 2º C prevista para 2100 provocará que la vegetación sea más productiva y, por tanto, más fragante, según revela un estudio publicado en Trends in Plant Sciences.

'En España se va a notar mucho este cambio debido a su gran cantidad de especies ricas en olores, como el tomillo y el romero', afirma el autor principal del estudio, el científico del CSIC Josep Peñuelas. 'Las plantas también serán más grandes', agrega.

Sin embargo, este no va a ser el único efecto del aumento de las emisiones vegetales. 'Las plantas emiten aerosoles que hacen de pantalla solar', explica el científico. 'Esto puede disminuir la cantidad de radiación que alcanza la Tierra, lo que reduciría la temperatura', comenta. No obstante, otros compuestos que emiten las flores 'estimulan la producción de ozono, que forma parte de los gases de efecto invernadero que aumentan la temperatura del planeta', añade. 'Aún no sabemos cuál de estos dos efectos tendrá más peso sobre el otro', explica el investigador.

El aumento de las emisiones de gases de las plantas puede no producirse de forma homogénea. 'Si los gases no aumentan en la misma proporción, cambiará la composición de las emisiones', explica Peñuelas. 'Es difícil prever qué efecto tendrá este cambio sobre la polinización', añade. Según el científico, 'los gases que emiten las plantas son señales para el mundo exterior; si su composición varía, sería como si se cambiaran las palabras de su mensaje'. 'Es necesario analizar el comportamiento de los insectos polinizadores ante este posible cambio', afirma Peñuelas. 'Aún hay muchas cosas que no sabemos', concluye.