Público
Público

Camps esconde la ruina de la Albufera tras el petróleo

La Generalitat convoca hoy a la Junta Rectora del parque para criticar la búsqueda de hidrocarburos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Hace más de 50 años, cuando yo era un niño, aquí se podía beber el agua. Pero cuando inventaron el Omo [uno de los primeros detergentes comerciales que llegaron a España] se jodió esto', explica en la Albufera de Valencia Lorenzo Santarremigia, un antiguo pescador de anguilas y lubinas que vio cómo la laguna se convirtió en un cubo de agua de fregar en la década de 1970.

En 1972, el que estaba considerado como tercer humedal más importante de España, tras Doñana y el Delta del Ebro, se murió. La barra libre de vertidos directos a la Albufera y los pesticidas usados en los arrozales mataron las praderas subacuáticas de las que se alimentaban algunas aves. Los patos, sin comida, se fueron. Y, básicamente, así sigue el Parque Natural, alimentado por agua de depuradoras porque el río Júcar, que debería inundar la Albufera, no tiene un plan de cuenca que garantice un caudal suficiente. La Directiva Marco del Agua europea y la propia Ley de Aguas española ordenaban que los planes de cuenca estuvieran listos en 2009.

Sin embargo, según denuncian las organizaciones ecologistas, el Gobierno de FranciscoCamps está agitando la búsqueda de petróleo en la costa valenciana para esconder la situación de la Albufera. El domingo, el líder de la Generalitat aseguró que 'en el fondo' al presidente José Luis Rodríguez Zapatero 'le gustaría ser' como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y 'sólo le falta el petróleo'. Cuatro días antes, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, había asegurado que 'nadie va a sacar petróleo ni gas de la costa valenciana' sin garantías medioambientales. El Gobierno socialista ha autorizado pros-pecciones petrolíferas frente a la costa con barcos que husmean el fondo marino con ondas sonoras. Una de estas zonas con posibles yacimientos está a poco más de 15 kilómetros de la Albufera. Cada sondeo necesitará un estudio sobre su impacto ambiental.

Según un documento al que ha tenido acceso Público, el director del Parque Natural de la Albufera, José Segarra, ha convocado hoy de manera 'extraordinaria' a la Junta Rectora del parque para hablar 'de las posibles consecuencias medioambientales por la autorización del Consejo de Ministros para la realización de estudios de prospección de hidrocarburos en el frente litoral'. El delegado en el País Valencià de la Sociedad Española de Ornitología, MarioGiménez, teme que la dirección del parque, de la Generalitat, intente 'forzar un pronunciamiento' del organismo contra el Gobierno de Zapatero a cuenta del petróleo. 'Vamos a negarnos, porque no queremos que se utilice a la Junta como un arma política', explica Giménez.

El portavoz de la ONG local Acció Ecologista-Agró, Víctor Navarro, con un asiento en la reunión de hoy, también carga contra el 'cinismo' del Gobierno de Camps: 'Después de una década prodigiosa de destrozo del territorio, ahora nos vienen con una preocupación medioambiental por el petróleo'.

Su organización consiguió en 2008 que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat anulara el Plan Rector de Uso y Gestión de la Albufera, considerado 'el plan que metía el ladrillo en el parque natural' por los ecologistas. La Generalitat recurrió y la pelea está en el Supremo.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, presume de que el Ministerio de Medio Ambiente ha invertido 'unos 240 millones de euros' en la Albufera desde 2005. 'Esperamos que la Generalitat se suba al carro y limite el urbanismo', lanza.

El director del parque, JoséSegarra, asegura que 'no se sabe' qué pasará en la reunión de hoy y recuerda que la Junta Rectora está formada por 42 miembros, entre ellos los 13 ayuntamientos del entorno del parque.