Público
Público

Cancelado el primer ensayo con células madre embrionarias

La compañía Geron cierra la línea de investigación por "escasez de capital y condiciones inciertas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En su día se presentó como el ensayo clínico que inauguraba las terapias del futuro en el campo de la medicina regenerativa. Hoy, un año después, se acabó el sueño. La compañía biotecnológica estadounidense Geron, que en octubre de 2010 comenzaba a tratar al primer paciente de lesión medular con células madre procedentes de embriones humanos, anunció ayer que tira la toalla.

El comunicado de la empresa californiana viene encabezado por un título discreto: 'Geron se concentrará en sus nuevos programas de cáncer'. En la nota, la compañía explica que volcará sus esfuerzos en el desarrollo de terapias oncológicas y para ello 'suspenderá el desarrollo de programas de células madre'. Como motivo, aduce 'el actual entorno de escasez de capital y las condiciones económicas inciertas'. Añade que la cancelación de las investigaciones con células madre supondrá la pérdida del 38% de los puestos de trabajo y que la nueva estrategia permitirá proseguir sus operaciones sin requerir capital adicional, algo que 'no sería posible si continuara la financiación de los programas de células madre a sus niveles actuales'. Geron puntualiza que busca socios para que tomen el relevo en el área que ahora abandona y que continuará con el seguimiento de los pacientes ya tratados. El comunicado agrega que 'las células madre siguen siendo una gran promesa para la medicina'.

Hasta ahora, Geron había comenzado el ensayo de fase Idestinado a estudiar la seguridad de la terapia, no su eficacia en cuatro pacientes de lesión medular. La compañía informó de que el tratamiento 'fue bien tolerado sin efectos adversos serios'. Al menos otros dos ensayos con células madre embrionarias, uno en EEUU y otro en Reino Unido, han conseguido aprobación para tratar enfermedades degenerativas del ojo.

Sin embargo, la des-trucción de embriones que conlleva el uso de células madre embrionarias suscita rechazo en ciertos sectores, lo que ha volcado algunos de los esfuerzos hacia el uso de células madre adultas. Varios ensayos clínicos están explorando las posibilidades de esta segunda vía.