Público
Público

"El cáncer de cuerdas vocales tiene una tasa de curación superior al 95%"

Aunque es una patología que afecta más a hombres que a mujeres, en los últimos años, debido al aumento en el número de mujeres fumadoras, también se ha visto incrementada su incidencia entre mujeres

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

El cáncer de laringe es la enfermedad oncológica más frecuente en Otorrinolaringología. Cada año se diagnostican más de tres mil nuevos casos y provoca la muerte de más de mil personas en España. Es una patología que afecta más a hombres que a mujeres, aunque en los últimos años, debido al aumento en el número de mujeres fumadoras, también se ha visto incrementada su incidencia.

Las cuerdas vocales se encuentran en la laringe, concretamente en la glotis. "Cuando existe un tumor maligno en las cuerdas vocales los otorrinolaringólogos solemos realizar un diagnóstico muy precoz, ya que los pacientes acuden muy temprano a la consulta del especialista alarmados por los síntomas, que suelen ser dolor de garganta y una ronquera que no se va con el paso del tiempo", afirma Carlos Barajas del Rosal, director y especialista en Otorrinolaringología de la Clínica Barajas del Rosal.

Existen distintas pruebas para confirmar el diagnóstico de tumoración maligna en las cuerdas vocales siendo una de ellas es la estroboscopia. Esta prueba permite visualizar en alta definición toda la laringe, incluida la mucosa de las cuerdas vocales, donde se suelan localizar los tumores, nódulos y otras lesiones. También son fundamentales la realización de una biopsia de la zona afectada y un análisis anatomopatológico de la muestra.

"El pronóstico del cáncer de cuerdas vocales suele ser muy bueno, con tasas de curación superiores al 95%. Esto se debe a que se suele detectar muy pronto y que la zona de las cuerdas vocales no drena a ninguna región linfática, por lo que la propagación linfática metastásica es más difícil", asegura Barajas.

La cirugía para eliminar tumores en las cuerdas vocales se suele realizar mediante láser de CO2, con lo que la recuperación es mucho más rápida para el paciente, además de no ser necesaria la realización de una traqueostomía (apertura en el cuello a la altura de la tráquea para permitir la llegada del aire a los pulmones.)