Público
Público

El caso que resucitó la polio

Un libro afirmó que el VIH saltó del mono a través de una inmunización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al igual que un periodista destapó el fraude que hizo descender las tasas de vacunación en los países ricos, fue otro, Edward Hooper, el que logró justamente lo contrario, que en países africanos donde la polio se había erradicado volviera a surgir la enfermedad, tras dejar sus habitantes de vacunarse frente a ella.

En 1999, el autor británico, que había estado años investigando el origen del sida, afirmó que el salto del patógeno que infecta al mono (el Virus de Inmunodeficiencia Simia, VIS) al humano (VIH) se habría producido al fabricarse la primera versión de la vacuna oral de la polio en cultivos de células del riñón de simios. Con la inmunización masiva, el nuevo virus humano se habría difundido entre la población africana.

La tesis de Hooper se demostró falsa años después, cuando Nature publicó el análisis de viejas muestras de la inmunización a la que acusaban de ser responsable de la expansión del sida. Pero era demasiado tarde. Ya había llegado a los poderes fácticos de cinco estados musulmanes del norte de Nigeria, que boicotearon la vacunación frente a la polio, tras añadir a la tesis de Hooper la acusación de que esta inmunización era una conspiración estadounidense para esparcir el sida. Por si fuera poco, atribuían al mismo fármaco la capacidad de producir infertilidad.

Los rumores coincidieron, además,con un proceso judicial contra la farmacéutica Pfizer, acusada de probar un antibiótico con procedimientos poco éticos.

En los 11 meses que duró el boicot a la vacunación, durante 2006, se registraron cinco veces más casos de polio que en 2002 y el virus llegó a 15 países cercanos.