Público
Público

El Centro Príncipe Felipe es "inviable"

Los trabajadores del organismo valenciano denuncian una reducción drástica del presupuesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La falta de fondos ha puesto al borde del abismo al Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), un organismo dedicada a la investigación de nuevas terapias con células madre creado por la Generalitat valenciana y en el que el martes dimitió su cúpula científica como protesta por el ahogamiento presupuestario. El abandono ha causado una tormenta política entre la Generalitat y el Gobierno, ya que se acusan mutuamente de ser los responsables.

El CIPF fue creado en 2005 como una fundación financiada por la Generalitat con ayuda de fondos europeos y dedicada a investigar nuevas terapias contra el cáncer o las enfermedades de corazón usando células madre. Se trata de la línea de Medicina Regenerativa, cuya financiación dependía de la Generalitat y del Ministerio de Ciencia e Innovación, y que ahora ha desatado el enfrentamiento entre Madrid y Valencia.

Valencia acusa a Madrid de tumbar una línea de investigación

Tras la dimisión del director científico del CIPF, Carlos Simón, y los cinco investigadores del centro que formaban su Comité Científico debido a los problemas de presupuesto, la dirección del centro y la Conselleria de Sanitat valenciana culparon al Ministerio de Ciencia e Innovación, que este año dejará de aportar 1,7 millones de euros. 'La falta de apoyo económico por parte del Ministerio supone la desaparición del Programa de Medicina Regenerativa y la desaparición del Nodo Valenciano del Banco de Líneas Celulares', acusaba la Conselleria en una nota emitida el martes.

Fuentes del Ministerio explican que la ayuda no puede ser concedida debido a que Valencia no cumple con la normativa de estabilidad presupuestaria. También apuntan que la aportación de la Generalitat al CIPF se ha hundido desde los 9,8 millones de euros en 2009 a los 2,2 millones planeados para 2012. Los propios científicos que dimitieron denunciaron en un correo interno a los trabajadores del CIPF que la versión del Govern valenciano es 'inexacta'. 'La extraordinaria reducción en el presupuesto del CIPF', dicen, 'no puede ser atribuida únicamente al Ministerio de Ciencia e Innovación, sino que se debe también a la pérdida de la subvención del Ministerio de Sanidad al Programa de Medicina Regenerativa y al recorte de la aportación al CIPF por parte de la Conselleria de Sanitat'.

'La Consejería ha recortado el presupuesto hasta un límite insostenible', asegura Rafael Pulido, presidente del comité de empresa del centro, quien tilda la reaccióndel Govern regional como 'una maniobra política de cara a las próximas elecciones'. Pulido señala que la financiación actual es 'inviable' y 'no permite mantener abierto el centro'.