Público
Público

China le saca los colores al ebook

El fabricante de pantallas de tinta electrónica E Ink presenta su tecnología en color. No tiene reflejos, al contrario que las tabletas. Hanvon será el primero en incluirla en un dispositivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La segunda generación de libros electrónicos se ha puesto en marcha. El fabricante de pantallas de tinta electrónica E Ink ha presentado una nueva tecnología denominada Triton que llenará de color las pantallas de los ebooks. La primera compañía que la incluirá en sus dispositivos es Hanvon, una desconocida en Europa que, sin embargo, acapara el 80% del mercado de libros electrónicos en China. La apuesta de E Ink y Hanvon, que empezará a comercializarse en marzo en China, muestra 16 niveles de grises y 'miles de colores' en su pantalla de 9,7 pulgadas, según detallaron estas empresas durante la presentación del dispositivo.

La tinta electrónica funciona atrayendo polvo blanco o negro a cada una de las cápsulas que componen la pantalla. Ahora, esas cápsulas contienen además subcápsulas con polvos de colores rojo, verde, azul y blanco. Los expertos de The New York Times que han probado el dispositivo critican que esos colores se muestran apagados, 'casi como si fuese una fotografía descolorida'. Como respuesta, los ingenieros de E Ink ya adelantan que están trabajando para mejorar la viveza de las tonalidades que muestra la pantalla. La mayor ventaja de los ebooks sigue siendo uno de sus inconvenientes.

«La tinta electrónica en color supone la evolución natural», dicen en Grammata

Al contrario que tabletas como el iPad, los ebooks no cuentan con retroiluminación y no cansan la vista más de lo que lo haría un libro convencional. A cambio, sus colores se muestran menos saturados.

El ebook de Hanvon mantiene el resto de ventajas que ofrecían los monocromos, incluyendo conectividad WiFi y 3G para navegación y descarga de contenidos. La duración de su batería es mucho mayor que la de las tabletas (ronda los 10.000 avances y retrocesos de página) y sus contenidos pueden leerse con luz solar sin reflejos. Son precisamente esos contenidos la gran apuesta que hay detrás de esta nueva tecnología. 'Si la idea es sustituir al papel, la tinta electrónica en color supone la evolución natural', destaca Juan González, director general de la empresa española Grammata, que comercializa libros electrónicos.

Su pantalla tiene un tamaño idéntico a la del iPad de Apple

El sitio de venta de libros Amazon anunció a finales del mes pasado que sus clientes habían adquirido más libros electrónicos para el ebook Kindle que en versiones impresas. Pero hasta el momento había algunos segmentos del mercado que se quedaban fuera. Para Ángel María Herrera, director de la editorial online Bubok.com, 'el color era uno de los aspectos más demandados'.

Herrera defiende que el lanzamiento de esta tecnología abre nuevas posibilidades más allá de la prosa y la poesía. 'Hasta ahora se digitalizaba lo existente y la mayoría de los libros estaban centrados en la literatura. El color crea expectativas para revistas, libros infantiles o cómics', comenta. El director de Bubok añade que, antes del lanzamiento de la tinta electrónica en color, los cómics y las publicaciones que lo necesitaban, como las revistas, 'iban a las tabletas'. Según la consultora DisplaySearch, el mercado de pantallas capaces de reproducir en color revistas, periódicos y libros educativos superará los 3.600 millones de euros en 2016.

El dispositivo en color de Hanvon se venderá por el momento sólo en China a un precio que ronda los 440 dólares (unos 320 euros). Teniendo en cuenta que en este momento los precios de los dispositivos monocromos están en torno a 300 euros, todo apunta a que el color barrerá a sus predecesores. Pero la importación y venta de dispositivos no funciona así. 'Hay que descender al mercado para entender cómo funcionan los precios', explica González. En España, al 14% de impuestos en aduana y al 18% de IVA hay que sumar el margen del distribuidor. 'Ahora mismo aquí no podría traerse por menos de 600 euros', añade.

Los ingenieros ya trabajan para que los colores se muestren más vivos

E Ink no es la única empresa dedicada a desarrollar tecnología para llevar el color a las pantallas de tinta electrónica. De que otras lancen su propia solución depende, en gran medida, que el precio de esta tecnología se abarate. E Ink fue la reina indiscutible de la tinta electrónica monocroma durante casi cuatro años. Hubo un tiempo, de hecho, en el que el 66% del precio final del producto era la pantalla. Según González, esa cifra se ha reducido ahora a un 50%. 'A partir del año que viene los precios del ebook en color se reducirán, ya que el fabricante Sipix [que ya ofrece pantallas de tinta electrónica monocroma] también ha anunciado sus propios proyectos', augura González.

Hay otro detalle que puede contribuir a la expansión mundial del ebook en color. Amazon, Sony y Barnes & Noble ya pagan a E Ink por utilizar su tecnología de tinta electrónica en blanco y negro. Teniendo en cuenta que Hanvon ha manifestado que no descarta lanzar su dispositivo en EEUU, resultaría extraño que estas compañías dejasen que una foránea se les adelantase.

Está orientado a revistas, libros para niños, periódicos y cómics

Aún es una incógnita si estos ebooks lograrán hacerse con el porcentaje del mercado que ahora elegía una tableta por el color. 'Ahora mismo hay muchas posibilidades: ebooks, tabletas, smartphones, equipos de doble pantalla... hay muchas ideas, pero se desconoce cuál dominará el mercado. A lo mejor ni siquiera se ha descubierto', añade Herrera.

 Grammata es una empresa española que ha apostado por el libro electrónico desde sus comienzos. Con varios modelos en el mercado (y unos 60.000 dispositivos vendidos), acaban de presentar el modelo monocromo Papyre 6.2 (269 euros), que incorpora pantalla de tinta electrónica táctil de seis pulgadas y WiFi. Como en el caso del Kindle de Amazon, esa conexión a internet permite acceder al portal de la compañía, que da acceso a casi 20.000 títulos en castellano. Se trata del sexto modelo que Grammata pone en el mercado, mejorando la rapidez de los anteriores y con funciones como acelerómetro, marcación de páginas o la posibilidad de tomar notas. La compañía también ha realizado su propio acercamiento al ebook en color con Papyre 6.S Alex, cuya pantalla LCD inferior, que se sincroniza con la superior de tinta electrónica, permite la navegación por páginas web.

Nook (Barnes & Noble)
La cadena de tiendas Barnes & Noble lanzó este dispositivo hace un año. La pantalla inferior y táctil en color se utiliza para navegar por las portadas de los libros deslizando el dedo sobre ella, pero se trataba de tecnología LCD. 

Alex (Spring Design)
Este dispositivo amplió la pantalla del anterior para que fuese posible navegar por páginas web y acceder a diferentes aplicaciones con comodidad. Pero la pantalla de lectura, la superior, seguía siendo de tinta electrónica monocroma para que no cansase la vista. 

DISPLAY CONNECTORS, SL.