Público
Público

China y Brasil impiden la foto de Copenhague

Los líderes mundiales no consiguen poner cifras sobre la mesa, a pocas horas del final de la cumbre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las negociaciones para lograr un nuevo acuerdo de reducción de emisiones de CO2 están 'en uno de los momentos de mayor dificultad', según ha asegurado esta tarde la ministra Elena Espinosa, presente en las reuniones urgentes entre 26 países escogidos por la presidencia danesa para desatascar la cumbre de Copenhague.

El bloqueo ha surgido 'por el posicionamiento de China y algunos problemas de Brasil', a juicio de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. China sigue sin aceptar ningún acuerdo que permita a potencias extranjeras auditar sus emisiones de gases de efecto invernadero, y EEUU rechaza cualquier documento que no incluya un sistema transparente.

La fotografía de familia con los casi 120 líderes mundiales que asisten a la conferencia se ha suspendido por su incapacidad para llegar ni siquiera a un acuerdo de mínimos. En las sesiones, en las que están presentes Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero, 'se están cuestionando hasta las cifras que ya están en el documento', según Espinosa.

La ONU ha pedido a los jefes de Estado y de Gobierno que no abandonen Copenhague y se queden 'las horas que sean necesarias, que no regresen a sus países', ha dicho la ministra.

El acuerdo, ha declarado, 'está más lejos en cuanto al recorte de emisiones que en cuanto a la financiación'. Obama llegó esta mañana a Copenhague con las manos vacías, y no anunció ninguna reducción de emisiones más allá del 4% ya comprometido en 2020, respecto a los niveles de 1990. Para la UE, es insuficiente.

Las propuestas que hay actualmente sobre la mesa, teóricamente a falta de unas pocas horas para el final de la cumbre, no impedirían la temida subida de dos grados en la temperatura global del planeta en 2100. Según algunos cálculos, con estas cifras la temperatura se incrementaría hasta 3,5 grados.

Hace unas horas, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que los nueve países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), entre ellos Nicaragua, Ecuador y Bolivia, abandonaban la cumbre.

'No vamos a aceptar un acuerdo que llegue por debajo de esa puertita', aseguró Chávez en el plenario, en referencia a la salida 'camuflada' que había empleado Obama para salir de la sala tras pronunciar su discurso. 'Aquí huele a azufre', proclamó Chávez.

En estos momentos, después de dos años de negociaciones, no se sabe ni qué contenidos ni qué forma tendrá el documento final de la cumbre. 'Todavía no hemos podido entrar en el tema de si será vinculante', ha dicho Espinosa.