Público
Público

El cibersexo también se ha globalizado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

*Creador de Marqueze.net y otras webs para adultos 

Desde hace un tiempo se están produciendo movimientos dentro del espacio que ocupa el sexo en la Red. Las mujeres y parejas  que ofrecían servicios de videochat por pago en portales especializados, con servicios de baile y exhibición privados, ahora buscan a sus clientes a través del extendido programa de mensajería instantánea MSN.

Al usuario que consume estos servicios se le ofrece ahora aquéllo que tantas veces ha buscado gratis, sin éxito. ¿La forma de acceso? Mediante un SMS como forma de enganche inicial y con pago con tarjeta por un espectáculo completo.

Muchas de estas chicas residen en países más allá del charco, produciéndose una deslocalización insana de las trabajadoras con el fin de reducir costes laborales. Al igual que en otros tantos negocios, la globalización también llegó al cibersexo. Las chicas españolas han sido reemplazadas por mujeres que trabajan desde videocenters situados, sobre todo, en Argentina.

De todos modos, el uso de plataformas como MSN, a pesar de poder ser menos agresiva para los usuarios que adquieren los servicios, puede tener los días contados. Es muy posible que, tarde o temprano, Microsoft actúe eliminando este tipo de servicios profesionales cuando provienen de empresas especializadas.

Sin embargo, si hay algo seguro es que el uso del MSN con fines eróticos, sexuales y entre personas que simplemente quieren divertirse (sin intercambio económico de por medio) es algo imparable. Tratar de detener un fenómeno de esta naturaleza no sería más que un caso de censura y muy difícil de llevar a cabo en la práctica.

Internet is for porn, dicen en la Red, y el fenómeno de usar la tecnología para conocer a otras personas con los mismos gustos y afinidades es uno de los objetivos de Internet. Los usuarios usan el MSN y las webcam como un elemento de liberación, y eso en sí es bueno. Pero lo más importante: es imparable. La generalización de la banda ancha ha ocasionado que los foros o chats hayan dado paso a videochats de alta calidad.