Público
Público

La 'ciencia ciudadana' acude en socorro del medio ambiente

Estudiantes, investigadores y ONGs conforman una parte del universo de ciudadanos que luchan por conseguir un medio ambiente más limpio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

AtrapaelTigre ahora es Mosquito Alert: una plataforma ciudadana para investigar y controlar mosquitos transmisores de enfermedades globales.

MADRID.- Fotografiar aves accidentadas, confeccionar mapas de puntos sucios, sentirse en la piel de un animal en riesgo de extinción y combatir insectos "malos" son todas propuestas de ciencia ciudadana para construir un planeta mejor a golpe de móvil. Colegiales, investigadores y organizaciones sin ánimo de lucro conforman una mínima parte del universo de "geeks" o fascinados por la tecnología que apuestan no sólo por un medio ambiente más limpio sino por una mejor comprensión y profundización del mismo.

Una de las numerosas plataformas ciudadanas que en España apuestan por las aplicaciones móviles es Mosquito Alert, antes "AtrapaelTigre", cuyo empeño es investigar y controlar mosquitos transmisores de enfermedades globales como el dengue, el zika y el chikungunya. El usuario solo envía datos sobre el hallazgo y lugares de cría de dos peligrosos mosquitos: el tigre (Aedes albopictus) y el de la fiebre amarilla (Aedes aegypti). Con ello se traza un mapa, que recoge ya la presencia del temible tigre en 360 municipios.

La Fundación por la Prevención de Residuos, integrada por ONGs ecologistas y cívicas, administraciones y mundo empresarial, propone "desembasurar" y pasar de la indignación de observar un residuo a la acción. El objetivo es sacar a la luz la porquería, construir el primer mapa de puntos negros sucios y promover soluciones.

Un proyecto innovador de ciencia ciudadana contra las plagas en los bosques es Forest 112, un sistema de alerta y monitorización de plagas y enfermedades del bosque en Europa como base para investigadores en temas fitosanitarios. Cualquiera puede ayudar a los expertos en el trabajo de campo para emprender acciones e investigaciones, imposibles sin cooperación ciudadana. El objetivo es establecer una red de personas que actúen como voluntarios científicos.

De esta forma, una tarea tradicionalmente hecha por los servicios técnicos de las administraciones públicas, es compartida con la sociedad a la que se le proporciona además contenidos de formación para que ejecuten esta labor de forma eficiente.

SeaBirdstagram es también una herramienta de ciencia-ciudadana para hacer fotos de aves marinas accidentadas en artes de pesca como el palangre, el enmalle o la pesca deportiva. Con los datos de la captura fotográfica, los científicos pueden plantear medidas que mitiguen el problema y aportar un mayor conocimiento del ecosistema de la zona.

Está dirigida a los pescadores del Levante español y pretende facilitar la tarea del envío de datos, que sólo se pueden recoger en el mar, a los investigadores. Su funcionamiento es sencillo: se toma la foto del ave en apuros en el arte de pesca, se selecciona si el animal lleva, o no, una anilla identificativa y después se envía a la base de datos científica.

Las principales aves marinas de importancia para el estudio y conservación son la Pardela Balear, la Pardela Cenicienta, el Cormorán Moñudo y la Gaviota de Audouin

Las principales aves marinas de importancia para el estudio y conservación son la Pardela Balear, la Pardela Cenicienta, el Cormorán Moñudo y la Gaviota de Audouin. Las capturas accidentales no benefician a nadie: provocan un descenso del rendimiento del sector pesquero y de la biodiversidad.

Biodiversidad Virtual es también una plataforma científica y divulgativa basada en el trabajo cooperativo y la participación ciudadana.

Consiste en doce galerías temáticas de fotografías digitales geolocalizadas que forman una base de datos ordenada taxonómicamente. Gestionada por la asociación sin ánimo de lucro Fotografía y Biodiversidad, la plataforma reúne a cientos de particulares y especialistas de las áreas. Por otro lado, la organización conservacionista decana del país, la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) se une a la apuesta por la ciencia ciudadana a través de aplicaciones móviles de seguimiento de aves acuáticas, exóticas, migrantes etcétera.

WWF Together, lanzada por World Wild Fund (WWF), acerca a las especies en peligro de extinción y permite probar la "visión del tigre," el aleteo de una mariposa que migra o comer el bambú de un panda.

Por último, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales piden la cooperación ciudadana para conocer el impacto del cambio climático en las encinas, que suman casi cinco millones de hectáreas.

Para ello han elaborado una red de observación del decaimiento del encinar en la Península y así entender los daños que produce al aumento de las sequías. Dada la escasez de datos sobre el problema se pide ayuda a través del envío de fotos de encinas enfermas vía "app", correo o web.