Publicado: 05.03.2014 14:15 |Actualizado: 05.03.2014 14:15

La ciencia en España: pocos recursos y mal gestionados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) ha alertado de que el sistema de I+D+i español va a tener que enfrentarse en 2014 a escasez de recursos, problemas estructurales y de gestión. En este sentido, denuncian que los recursos destinados en los PGE para este año están a niveles de 2005, mientras continúan los problemas de ejecución de partidas de años anteriores, cuando la parte presupuestada para créditos no se ha terminado gastando.

Según ha explicado el experto del CSIC José de Nó, durante la presentación del informe 'La inversión en I+D+i en los PGE 2014' de la Cosce, "uno de los problemas más grandes" que tiene la investigación en España es que "los recursos que se ponen no se gastan" y no se tiene en cuenta si "el país tiene capacidad para gastarlo". A su juicio, el problema de los PGE, no es de política o de partidos, sino que el "sistema de I+D no es el adecuado".

"La ejecución presupuestaria, con los últimos datos de 2012, muestra que una parte importante de los fondos financieros no se ha llegado a utilizar. El gasto real en investigación es inferior al de los Presupuestos", ha indicado.

Con estas palabras, De Nó se refiere a uno de los puntos destacados en el análisis de estos presupuestos, que es la situación de los recursos no financieros (subvenciones) y los financieros (préstamos). Los primeros suben 146,54 millones de euros, un 6.47%, respecto a 2013 y los segundos aumentan en 67,29 millones de euros, un 1,84% más que el año anterior. En este sentido, el informe apunta que "aunque se valora el pequeño cambio, es tan pequeño que apenas se ve y, al final, los presupuestos vuelven a quedarse planos".

Los fondos financieros suponen el 60,74% del total mientras que los no financieros suponen el 39,26%. Hay un ligero aumento de las tasas de crecimiento de los recursos no financieros, pero es un cambio "marginal y "apenas afecta a la distribución de fondos inancieros/no financieros". A juicio de los expertos, "son necesarios más cambios si se quiere tener una estructura de los fondos más equilibrada y creíble, máxime si luego no se usan".

Las partidas de financiero, subieron hasta el año 2011, al contrario que las subvenciones. Al respecto, el otro autor del informe, José Molero, ha explicado que esta situación se ve ahora reflejada en la realidad del sistema, porque "cuando se ha crecido a base de financieros no son fondos reales que luego lleguen a empresas o a donde se necesite invertir", ha destacado.

En cuanto a cifras generales, el documento, explica que los recursos globales aprobados para 2014, 6.146 millones de euros, suponen algo más de 200 millones de euros más que lo aprobado en 2013. Sin embargo, los expertos señalan que se trata de "un incremento leve en la tendencia, pero teniendo en cuenta el fortísimo deterioro acumulado en los años anteriores es un cambio insuficiente".

También se observa un incremento del 3% en el Fondo Nacional de Investigación y el Fondo Internacional apenas sufre variaciones pero no recupera lo perdido. En cuanto a la financiación de los Organismos Públicos de Investigación (OPIs) tiene un leve incremento del 1,89% respecto a 2013 "que no alcanza para recuperar los valores de 2012". Al respecto, de Nó y Molero destacan que "el deterioro acumulado en los últimos años es muy importante".

Los recursos para formación siguen sin cambios, al igual que las becas para los OPI. Para los autores, los aspectos críticos: fondos de I+D, OPI y formación no recuperan en absoluto el terreno perdido y acumulado desde 2009.

"El sistema está abocado a los créditos extraordinarios para las convocatorias del Plan Estatal de Investigación"

Finalmente, el presidente de la Cosce, Carlos Andradas, ha indicado que con la experiencia del año pasado y los presupuestos de este, "el sistema está abocado de nuevo a depender de créditos extraordinarios para las convocatorias del Plan Estatal de Investigación".

Además, ha recordado que aún hay apartado pendientes, como la puesta en marcha de la Agencia Estatal de Investigación, los cambios en las empresas para avanzar en la inversión privada en I+D+i, y la falta de integración en la política general del país. "Para muestra un botón: ¿Cuántas veces se ha mencionado la I+D en el debate sobre el estado de la nación?", apunta Andradas. "Aún no se tiene interiorizado qué es la actividad de I+D+i, la que debe generar las mejoras en la vida social y económica que necesitamos", ha concluido.