Público
Público

Ciencia El prestigioso científico español Francisco J. Ayala, expulsado de la Universidad de California acusado de acoso sexual a mujeres

Cuatro mujeres de la Facultad de Ciencias Biológicas denunciaron abiertamente al científico por acoso el pasado año. La institución sostiene que ha realizado más de 60 entrevistas a testigos. Borrará el nombre de Ayala de edificios y becas.

Publicidad
Media: 3.41
Votos: 17

Francisco J. Ayala. ÁNGEL MARTÍNEZ

La Universidad de California en Irvine (UCI) “está tomando medidas” para eliminar el nombre Ayala de su facultad de Biología y de su biblioteca central de ciencias, a raíz de una investigación abierta el pasado año por cuatro denuncias internas de acoso sexual contra el prestigioso biólogo español Francisco J. Ayala, referencia mundial en evolución. El científico renunciará a sus cargos en la UCI la semana próxima.

Según un comunicado de la institución (vía Hipertextual) la investigación de la Oficina de Igualdad de Oportunidades y Diversidad (OECD, por sus siglas en inglés) de la universidad comenzó en noviembre de 2017 y finalizó en mayo de 2018.

Cuatro mujeres de la Facultad de Ciencias Biológicas, que pidieron ser identificadas, denunciaron al científico por acoso. Se trata de Kathleen Treseder, catedrática de Ecología y Biología Evolutiva; Jessica Pratt, profesora asistente; Benedicte Shipley, vicedecana; y la estudiante de doctorado Michelle Herrera. Además de mantener entrevistas con estas cuatro mujeres, los investigadores de la UCI interrogaron a más de 60 testigos.

El rector de la UCI, Howard Gillman, alabó el valor de las denunciantes y se disculpó en nombre de la institución. "El comportamiento del profesor Ayala desafió nuestras creencias fundamentales y fue inconsistente con nuestras políticas, pautas y capacitación requerida”, afirmó a través del comunicado, y añadió: “Dado el número y la amplitud de las acusaciones fundamentadas, y las diferencias de poder en juego, decidí que mantener el nombre del profesor Ayala en una posición de honor sería un error".

Gillman también ordenó la eliminación del nombre Ayala de las becas de posgrado, de los programas académicos y de las cátedras de investidura. Ayala dimitirá el 1 de julio de 2018 “y se abstendrá de futuras actividades universitarias”, según las normas de la institución.

Nacido en Madrid en 1934, Ayala vive y trabaja desde 1961 en EEUU, donde recibió la nacionalidad 10 años después de su llegada. Ha destacado durante décadas por su trabajo sobre las bases genéticas y evolutivas del mal de Chagas o la malaria. Antiguo sacerdote dominico, también ha sido siempre muy crítico contra el creacionismo y un férreo defensor de que ciencia y religión son compatibles, siempre que no se mezclen.