Público
Público

"El cliente es libre de hacer lo que quiera con sus dispositivos"

El propietario de la tienda Alechip, cuya sentencia absolutoria por vender cartuchos de Nintendo DS ha sido ratificada hoy, se muestra "feliz" aunque convencido de que "la guerra continuará"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alejandro Fernández Gutiérrez reconoce que está viviendo una mañana 'ajetreada, pero feliz'. El propietario de la tienda de electrónica de Avilés Alechip ha recibido hoy la noticia de que la Audiencia Provincial de Oviedo ha desestimado el recurso presentado por Nintendo, que pretendía echar atrás la sentencia del Juzgado Penal de Avilés que le absolvía de los delitos contra la propiedad intelectual de los que se le acusaba.

'Al fin llegó el día en que me quito este peso de encima', ha reconocido hoy a Público.es este ingeniero que lleva tres año luchando contra una demanda que pedía para él una condena de 23 años de prisión y 840.000 euros de indemnización por la comercialización de cartuchos de la consola Nintendo DS, que permiten modificar o añadir funciones a la consola.

'Mi hijo no es ningún criminal ni un terrorista', remarcaba su madre, que acusa a las multinacionales de 'arrasar' y de 'perseguir gratuitamente a las personas'.

Para Fernández la sentencia demuestra mucho más que la simple legalidad de la venta de estos artículos. 'El cliente es libre de hacer lo que quiera con los dispositivos electrónicos que adquiere', asegura. 'Las multinacionales quieren someter al consumidor y obligarles a seguir sus planteamientos'.

La sentencia es firme, por lo que esto supone el fin del camino con respecto a esta denuncia. 'Pero la guerra continuará', asegura Fernández que hoy se reunía con sus asesores legales. 'Durante el proceso nos han llegado otras demandas por parte de otras compañías, incluso unas se contradicen con otras', remarca.

'Nosotros aprovecharemos para devolverle a los clientes el apoyo que nos han prestado todo este tiempo', aventura Fernández sobre el futuro de la tienda de electrónica. 'Cambiaremos nuestro catálogo de productos porque el sector (de los videojuegos) está copado y buscaremos otros artículos que sean menos problemáticos'.

Su madre, desde la tienda, concluye con una idea: 'Lo que está mal, está mal, pero también lo que no es justo, no es justo'.

La sentencia que absolvió a Alejandro Fernández al considerar que no existía delito contra la propiedad intelectual ni de descubrimiento o revelación de secretos industriales al comercializar cartuchos de la consola Nintendo DS.