Público
Público

El CNIO inicia su primer ensayo clínico en humanos

La financiación es pública porque lo que busca el centro es "reducir fármacos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) está ahora más cerca que nunca de los pacientes. El pasado jueves, un varón de 66 años con cáncer de páncreas con metástasis se convertía en el participante número uno del primer ensayo clínico en humanos diseñado por este centro, dedicado en origen a la investigación básica.

Como explica el director de Gestión del Programa Clínico del CNIO, Antonio López, el objetivo de su programa es 'trasladar toda esa investigación celular al paciente. Hasta ahora, hemos sido capaces de curar el cáncer en ratones', señala, recordando una de las frases habituales del fundador del CNIO, Mariano Barbacid.

Sin embargo, ha sido en la era pos-Barbacid el CNIO lo dirige ahora María Blasco cuando la investigación en humanos se ha hecho realidad. El ensayo iniciado ayer se espera que sea el primero de varios. 'El siguiente será en cáncer de mama', adelantó López.

La tesis que se pretende demostrar es sencilla, pero requiere de evidencia científica para que se pueda generalizar. Los autores del estudio postulan la idea de que, buscando determinados biomarcadores en muestras de tumores extirpados, se pueda elegir cuál es la quimioterapia más eficaz. Así, se evitaría someter a tratamientos ineficaces a pacientes y habría más posibilidades de alargar su vida. 'Es lo que llamamos un protocolo reduccionista, ya que lo que intentamos es dejar de utilizar fármacos; por esta razón, a la industria no le interesa financiarlo, porque ellos lo que quieren es vender medicamentos', explica Manuel Hidalgo, director del estudio y jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Digestivos del CNIO.

Por esta razón, este primer estudio está financiado enteramente con ayudas públicas, en este caso del Ministerio de Sanidad. 'Si se prueba nuestra tesis, tendrá un alto impacto en el sistema nacional de salud', apunta Hidalgo.

Se trata de un estudio aleatorio. Al primer grupo, se le aplicará el tratamiento que el oncólogo considere adecuado sin analizar los biomarcadores del tumor. En el segundo, la terapia se escogerá según los resultados que arrojen dichos biomarcadores.

El ensayo se encuentra ahora mismo en fase de reclutamiento y abierto a todos los pacientes de cáncer de páncreas metastásico de España que tendrían que trasladarse, eso sí, al Hospital de Fuenlabrada o el Centro Integral Oncológico Clara Campal, asociados al CNIO.