Público
Público

El conflicto de interés vuelve a las consultas

Los médicos debaten sobre la influencia de la industria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A los médicos les vuelve a preocupar que las prescripciones de sus fármacos estén condicionadas por la industria farmacéutica, como lo demuestra el hecho de que la institución que los agrupa en España, la Organización Médica Colegial (OMC), organizara esta semana la jornada Médicos y medicamentos: ¿conflicto de intereses?

Sobre la mesa, datos alarmantes que ponen de manifiesto que en España se recetan muchos fármacos, y caros. De hecho, este capítulo supone el 1,4% del Producto Interior Bruto. 'Las personas mayores toman una media de 8,5 fármacos diarios', explicó el portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Pedro Conthe.

'Algunas sociedades son meros vehículos de información de los laboratorios'

La gran mayoría de los participantes en la jornada reconoció que la profesión se enfrentaba a un sesgo a la hora de recomendar uno u otro fármaco, aunque no todos de forma consciente. A este respecto, cabe resaltar el dato aportado por uno de los ponentes, el director de la Fundació del Institut Català de Farmacología, Joan Ramón Laporte: sólo uno de cada cien médicos considera que su trato con la industria le influya a la hora de hacer su trabajo; sin embargo, si se da al vuelta a la pregunta, la respuesta cambia: el 51% cree que el resto de los médicos sí es vulnerable a las presiones de los laboratorios.

Lo que nadie negó es que la relación entre los médicos y las empresas que fabrican los fármacos es fluida. Conthe fue muy claro al respecto. 'La industria se encarga de la formación continuada de los médicos y da una difusión sesgada de la información'. El sesgo, a su juicio, se extiende también a las sociedades científicas, a algunas de las cuales definió como un mero 'vehículo de información de la industria'.

Pero el dogma de que son los laboratorios los que se tienen que encargar de formar a los médicos por falta de iniciativa y/o presupuesto de las autoridades sanitarias, que hasta ahora se consideraba indiscutible, ha empezado a tambalearse con la irrupción de las nuevas tecnologías, como recordó el coordinador del Grupo de Utilización de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, Vicente Baos. 'La formación continuada asociada a la industria hoy en día es innecesaria; hay acceso a la información que cubre las necesidades de los médicos', apuntó.

El concepto de que la formación es labor de la industria se está tambaleando

'La mayoría de los médicos considera que los visitadores son la manera más fácil de formarse', apuntó por su parte Laporte que señaló que, de media, un facultativo dedica 2,6 días al año a tratar con estos representantes de la industria, según un estudio de 1997. 'No creo que haya cambiado en este tiempo'. El farmacólogo catalán acusó a estos profesionales de hacer 'promoción de los medicamentos en indicaciones no autorizadas' y pidió un código ético del Sistema Nacional de Salud que regulara las relaciones con la industria.

En representación de la patronal de los laboratorios, Farmaindustria, José Ramón Luis-Yagüe recordó que no son los laboratorios los que prescriben, 'son los médicos'. Además, subrayó que la industria farmacéutica es la que más dedica al I+D, un 21,6% de su presupuesto y que está autorregulada.