Público
Público

"Copiar es bueno: donde primero había una idea, después hay dos"

David K. Levine, profesor de Economía, cree que la innovación crece más rápidamente sin propiedad intelectual e industrial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David K. Levine, profesor de Economía en la Universidad de Washington en San Luis (Misuri), es un economista liberal que cree que la innovación crece más rápidamente sin propiedad intelectual e industrial. De hecho, aplica modelos matemáticos para diseñar teorías sobre propiedad intelectual y su papel en el retorno de la inversión. El también experto en la Teoría de juegos pronunció una conferencia en el reciente Foro de la Cultura Libre, en Barcelona.

Desde la racionalidad económica, Levine critica que las grandes empresas y conglomerados mantengan derechos del pasado bajo el manto de la propiedad intelectual. 'Es que no creo que tengan ningún derecho', explica. 'Es natural que si estos dinosaurios han tenido privilegios durante mucho tiempo, crean que los tienen que perpetuar', añade.

Levine, que colabora con frecuencia con la española Fundación de Estudios de Economía Aplicada, un think tank de economía liberal, cree esencial diferenciar entre la propiedad física, de un objeto, y la intelectual. 'Si te robo el coche, no tienes coche; si te robo una idea, sigues teniéndola'. Puede sonar provocador, pero sobre esta diferencia construye el principal argumento que arroja contra la industria cultural y sus sociedades de gestión: 'Copiar es bueno, porque donde primero había una idea, después tenemos dos. La mía es una copia, pero la puedo usar'. Y se pone a sí mismo de ejemplo del efecto positivo de la copia: 'Los alumnos me pagan por enseñarles mis ideas. Después, ellos podrán utilizarlas para convertirse en profesores'.

'Algún día las leyes se van a tener que adecuar a la realidad'

Levine lleva años sosteniendo que los derechos de propiedad intelectual, nacidos para proteger la creación cultural y la innovación, hoy han perdido esa misión. Junto a su colega de universidad Michele Boldrin pusieron en el libro Against Intellectual Monopoly (Contra el Monopolio Intelectual, editado por Cambridge University Press) decenas de ejemplos de cómo el proteccionismo sobre las ideas frena el desarrollo y, por contra, la copia genera negocio. El mayor y más reciente ejemplo es internet.

Pero, ¿cómo se puede sacar partido económico de internet ahora que los usuarios se han acostumbrado a tenerlo todo gratis? 'Preguntémosle a Google, o a la industria de la televisión, que se hizo millonaria entregando su producto gratis y hacía dinero con la publicidad. El 80% de lo que ganan los músicos viene del directo; el 20% de los royaltiese_SDRq.

Los avances tecnológicos están detrás del trastoque generalizado que vive la propiedad intelectual. 'La gente ya sacó toda la música y películas que quiso. Es tarde para detener eso', recuerda. '¿Cuántos millones de personas infringen la ley todos los días descargando? Algún día las leyes se van a tener que adecuar a la realidad'. Para él, la solución a largo plazo es abolir las patentes y el copyright.

DISPLAY CONNECTORS, SL.