Publicado: 03.11.2015 11:27 |Actualizado: 03.11.2015 11:59

Los 'cerebros' españoles se fugan mientras se mina la entrada de investigadores extranjeros

España debería permitir una mayor participación de extranjeros en sus investigaciones científicas para mejorar su calidad, asegura una de las fundadoras de una asociación de científicos españoles en Australia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
En el laboratorio también investigan si algunas proteínas del thuringiensis tienen actividad tóxica contra células cancerosas en las personas./ EFE/Archivo

Críticas al Gobierno por permitir la fuga de cerebros mientras mina la entrada de investigadores extranjeros. EFE

SIDNEY.- España debería permitir una mayor participación de extranjeros en sus investigaciones científicas para mejorar su calidad, dijo una de las fundadoras de una asociación de científicos españoles en Australia.

"En España hay muchas trabas para incluir a investigadores extranjeros y es algo que quisiéramos cambiar", explicó Ana Vila-Concejo, una reconocida profesional de la Universidad de Sídney y cofundadora de Investigadores Españoles en Australia y el Pacífico (SRAP).

Vila-Concejo, que está a cargo de la estación de investigación de la isla One Tree, en la Gran Barrera de Coral, creó esta asociación este año junto al experto en salud mental Luis Salvador-Carulla, y otros cuatro científicos españoles.



Su objetivo principal es "ayudar al sistema científico español a derribar las trabas burocráticas" que encuentran los expertos extranjeros para acoplarse en las investigaciones. Vila-Concejo recordó a un colega que en una ocasión observó que la apertura de la Liga española a los jugadores foráneos la convirtió en una de las mejores del mundo.

"De la misma manera si se abrieran las investigaciones científicas no solo a los retornados sino a cualquier extranjero del mundo que encuentre su nicho en España, las investigaciones serían más relevantes y más ricas", remarcó la científica gallega. "Este es el principal problema que tiene la ciencia en España. Hay muchos trámites burocráticos, hay muchos reportes de los gastos y creemos que la apertura del sistema llevaría a flexibilizar estos trámites", aseguró Vila-Concejo.

Si bien la SRAP está en proceso de formación, con una veintena de miembros principalmente afincados en Sídney, ya se ha convertido en modelo de referencia para los investigadores europeos en Australia

Si bien la SRAP está en proceso de formación, con una veintena de miembros principalmente afincados en Sídney, ya se ha convertido en modelo de referencia para los investigadores europeos en Australia. La semana pasada, la SRAP realizó su primera conferencia de gran envergadura dedicada al agua y en la que participó Josefina Maestu, directora de la Oficina de la ONU de apoyo a la Década Internacional de Acción El agua, fuente de vida 2005-2015.

Durante el encuentro, los investigadores españoles se reunieron con otros colegas europeos que trabajan en Australia para analizar la posibilidad de crear una asociación de científicos en el país oceánico. "Nos están tomando como modelo y como punto de referencia en cuanto a la organización y al tipo de actividades que organizamos", enfatizó Vila-Concejo al mencionar que los franceses y los británicos están interesados en el aspecto independiente de la SRAP.

Mientras, la SRAP intenta integrar a los científicos españoles en Melbourne, Camberra y Tasmania, así como a los de Nueva Zelanda o Nueva Caledonia y realizar el próximo año presentaciones breves de los trabajos que realizan en esta parte del mundo. Esta asociación sin ánimo de lucro también busca crear una red de científicos locales y conectar a los expertos locales y ayudarlos entender los sistemas de trabajo de las universidades y los organismos científicos en España.