Público
Público

El CSIC cerrará treinta centros de investigación en los próximos siete años

El presidente del mayor organismo de I+D aclara que la medida "no llevará asociada una disminución de personal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mayor organismo de I+D de España se va a someter a un drástico adelgazamiento. Así lo explicó ayer Rafael Rodrigo, presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que agrupa 128 centros de investigación en toda España. 'Un tercio de los centros del CSIC debería cerrar, otro tercio debe mejorar y el tercio restante no se verá afectado', sentenció ayer Rodrigo, durante el encuentro Políticas para la excelencia científica en España, celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

El cierre de ciertos institutos científicos comenzó a planearse hace cuatro años y responde a la necesidad de fundir o eliminar centros que se dedican al mismo campo de investigación. A preguntas de este diario al concluir su intervención, Rodrigo estimó que el cierre afectará a unos 30 centros del CSIC y se ejecutará 'en siete años'. La idea es fundir los que realizaban labores similares para que compartan instalaciones y cerrar aquellos que no sean viables. Esta reorganización 'no lleva asociada una disminución de personal, pero sí supondrá una redistribución de recursos a medio plazo', dijo Rodrigo, que quiso quitarle dramatismo a la medida: 'La ciencia se mueve constantemente y el cierre no debe verse como algo negativo', recalcó.

Rodrigo: 'Un tercio de los centros cerrará y otro tercio deberá funcionar mejor'

'Hemos duplicado líneas de investigación y, en ocasiones, existía la misma línea en Catalunya, Santander y Sevilla, lo que no tiene sentido', explicó Rodrigo.

El presidente del CSIC admitió que, en ocasiones, el cierre de institutos es problemático, en especial cuando se trata de centros mixtos donde se necesita el consenso de las universidades, gestionadas por las comunidades autónomas, y que a veces son reacias a la desaparición de los mismos.

La medida pretende evitar la duplicidad de líneas de investigación

Rodrigo debatió en el encuentro sobre políticas para fomentar la excelencia en la I+D española junto a Federico Gutiérrez-Solana, presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). 'Ninguna sociedad competitiva invierte menos del 1,7% del PIB en I+D', señaló. En España, la inversión en este terreno sólo alcanza el 1,38% del PIB, lejos del 1,9% que dedica de media la Unión Europea.

El presidente de los rectores también reconoció fallos propios en las universidades españolas, como la excesiva endogamia que implica que la gran mayoría de los profesores contratados provengan de dentro del mismo centro, algo diametralmente opuesto a lo que ocurre en países como EEUU, que fomentan mucho más la movilidad del personal docente e investigador.