Publicado: 09.12.2014 10:23 |Actualizado: 09.12.2014 10:23

Curiosity se asienta sobre el lecho de un antiguo lago en Marte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Observaciones del rover Curiosity de la NASA indican que el 'Monte Sharp' en el que se encuentra, es un cúmulo de sedimentos depositados en el lecho de un lago durante decenas de millones de años.

Esta interpretación del hallazgo de Curiosity en el cráter Gale, sugiere que Marte mantuvo en el pasado un clima que pudo haber propiciado lagos de larga permanencia en muchos lugares en el planeta rojo.

"Si nuestra hipótesis para el Monte Sharp se mantiene, desafía la noción de que la condición cálida y húmeda fue transitoria, local o sólo subterránea en Marte", dijo Ashwin Vasavada, científica del proyecto en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "Una explicación más radical es que esa antigua atmósfera de Marte, más gruesa, elevó las temperaturas por encima de cero a nivel global, pero hasta el momento no sabemos cómo pasó eso".

Por qué esta montaña se encuentra en un cráter ha sido un tema difícil para los investigadores. Monte Sharp se levanta a unos 5.000 metros y deja expuestas cientos de capas de roca. Las capas de roca, en las que se alternan depósitos fluviales lacustres y eólicos, dan testimonio del llenado repetido y la evaporación de un lago marciano mucho más grande y durante un largo periodo.

"Estamos avanzando en la resolución del misterio del monte Sharp," dijo el científico del proyecto Curiosity John Grotzinger, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena. "Donde hay ahora una montaña, hubo una vez una serie de lagos."

Curiosity está investigando las capas sedimentarias más bajas del monte Sharp, una sección de roca de 150 metros de altura, conocido coma formación Murray. Ríos de arena y limo llevados al lago, depositando los sedimentos en la desembocadura de los deltas de los ríos, formaron estructuras similares a los encontradas en la desembocadura de los ríos de la Tierra. Este ciclo se ha producido una y otra vez.

Después de que el cráter se llenase a una altura de por lo menos un par de cientos de metros, y el sedimento se endureciera en roca, las capas de sedimentos acumulados fueron esculpidas con el tiempo en una forma montañosa por la erosión del viento, que talló la distancia material entre el perímetro del cráter y lo que ahora es el borde de la montaña.