Publicado: 28.01.2016 17:50 |Actualizado: 28.01.2016 17:50

"Cuando se da al botón de enviar" se multiplica el acoso entre menores

La AEPD presenta dos guías para ayudar a erradicar los comportamientos delictivos en los que incurren los menores en la red sin llegar a tener consciencia de ello.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
"Cuando se da al botón de enviar" se multiplica el acoso entre menores

"Cuando se da al botón de enviar" se multiplica el acoso entre menores

MADRID.- La red es un elemento esencial en la vida de los menores, que pueden estar incurriendo en comportamientos delictivos sin tener consciencia de ello, una situación que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se ha propuesto erradicar. En el Día Europeo de Protección de Datos, la AEPD ha presentado las guías Sé legal en internet (PDF) y Enséñales a ser legales en internet (PDF) para enseñar a los más jóvenes -y a sus padres y profesores- a ser legales en internet y explicarles que pueden cometer delitos o facilitar que otros los cometan si hacen un mal uso de los datos personales.

Recurriendo a la empatía y usando un lenguaje sencillo, la institución quiere que los menores, un colectivo especialmente vulnerable, sepan que compartir ciertos datos puede ser un comportamiento ilegal punible y tener consecuencias muy dolorosas para las víctimas, ha indicado la directora de la AEPD, Mar España. Algunos de los supuestos que quieren evitar estas guías son el ciberacoso, la suplantación de identidad, el grooming -cuando un adulto embauca a un menor para que le envíe material de contenido sexual-, los riesgos del sexting -envío de imágenes íntimas-, el acoso a los profesores -ciberbatting- o los delitos de amenazas, calumnias, injurias, revelación de secretos, inducción al suicidio o contra la libertad sexual.



En la jornada Menores, privacidad y conductas delictivas, el fiscal de menores José Javier Huete ha explicado que el joven es un "autosuficiente digital" que vive y concibe internet como "su mundo", que no tiene fronteras con el real. "Antes, cuando un niño sufría acoso en el colegio y llegaba a su casa se sentía protegido, ahora con internet continúa siendo acosado en su habitación", ha denunciado el director de programas de la Funcación ANAR, Benjamín Ballesteros. La directora de la AEPD ha insistido en que las malas conductas en línea pueden tener consecuencias irreparables porque "cuando se le da al botón de enviar" se multiplica el efecto del acoso.

En ese entorno, ha precisado el fiscal Huete, el menor se considera "dominante y anónimo" y en ocasiones lleva a cabo acciones delictivas o colabora en el daño a un tercero sin ser consciente de ello o pensando que nadie va a detectar su conducta. Huete ha celebrado la llegada de estas guías en un momento en el que se atestigua que los menores están siendo víctimas y autores de comportamientos delictivos en la red que llegan a tener una consecuencia "tan radical" como el suicidio.

Las guías persiguen promover un comportamiento responsable y erradicar los comportamientos delictivos en la red así como formar a padres y docentes

Las guías, que persiguen promover un comportamiento responsable y erradicar los comportamientos delictivos en la red así como formar a padres y docentes, son el resultado del trabajo conjunto de la AEPD, Guardia Civil, Policía Nacional, Ministerio de Justicia, Fiscalía General del Estado, Ministerio de Educación y Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI).

La directora de la AEPD ha recordado que en España hay ocho millones de menores escolarizados y que, dado que el acceso a internet se produce a una edad cada vez más temprana, se requiere que padres y profesores aborden antes la formación en materia de privacidad y comportamientos en línea. El 97% de adolescentes españoles de entre 14 y 17 años tiene perfil en redes sociales, el 94% de los que tienen entre 10 y 15 años usa internet y cuatro de cada diez menores europeos reconocen haber corrido algún riesgo mientras navegaban.

La directora ha destacado que es complejo acceder al mundo juvenil y acabar con el silencio de las víctimas. En ese sentido, ha reconocido que la Agencia esperaba una mayor actividad de los canales de comunicación con menores (un teléfono y un canal de WhatsApp) que puso en marcha el pasado año. "No conseguimos que los problemas que se dan en las redes sociales se comuniquen", ha dicho. España ha afirmado que la institución también elaborará en el futuro guías de prevención y sensibilización sobre la comisión de delitos en la red orientadas a los adultos.